Cada semana productores de los municipios aledaños a la capital se dan cita en el Mercadito Campesino, un espacio habilitado por el Ministerio de Economía Familiar, para comercializar sus cosechas de frutas, legumbres y verduras, a bajos costos y con excelente calidad y así dinamizar la economía local y familiar.

Doña Yamileth Bracamontes es una de las fundadoras del mercadito. Ella cada semana viaja desde Ticuantepe y destaca la oportunidad que le brinda el Gobierno de vender sus productos le ha permitido superarse y trabajar en buenas condiciones.

“Yo cosecho junto a mis hijos todo lo que vendemos, traemos bananos maduros y verdes, aguacates, piñas, plátanos, tomates, son productos frescos y baratos, eso nos ayuda a nosotros y a los que vienen a comprar porque aquí no hay intermediario entonces la gente con poco dinero compra bastante”, expresó.

Para los visitantes, el mercadito campesino, ubicado en la carretera hacia Masaya, es un lugar seguro, donde encuentran todos lo necesario para la elaboración de sus alimentos.

Aquí todo es barato, los productos son frescos y tenemos la oportunidad de elegir la fruta o la verdura que más nos gusta, siempre vengo a hacer mis compras, lo importante de este lugar es que no hay aglomeración y sobre todo se compra con calma”, subrayó Luis Baltodano.