Los recursos económicos proceden del Fondo de Infraestructura para países de Mesoamérica y el Caribe, cuya creación y puesta en marcha fueron anunciadas este domingo, en Montevideo, por el Gobierno de México.

La creación de este mecanismo de cooperación fue anticipada por el Presidente de México, Felipe Calderón, en diciembre pasado, durante la XIII Cumbre del “Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla”, una iniciativa que el BCIE acompañó y respaldó por más de 20 años.

El Vicepresidente Ejecutivo del BCIE, Alejandro Rodríguez Zamora, resaltó en Montevideo, la consistente cooperación de México con la región centroamericana a través del tiempo, y también se refirió a la importancia de contar con aliados estratégicos en este tipo de esfuerzos, como sucede con el BID.

Recordó el Vicepresidente que para cumplir con su misión de promover la integración económica y el desarrollo económico y social equilibrado de los países de Centroamérica, el BCIE ha canalizado recursos financieros a la región por un monto de $13,845 millones entre el 2006 y el 2010 y $1,372 millones adicionales durante el 2011.

Así también, expuso el Vicepresidente, “en el marco del Plan Puebla Panamá y del Proyecto Mesoamérica, el Banco Centroamericano de Integración Económica ha financiado programas, proyectos, cooperaciones técnicas y financieras enmarcados en la integración regional, por más de US$ 1,800 millones.”

Anunció además que como producto de una labor conjunta realizada entre el Gobierno de México, el Gobierno de Honduras y el Gobierno de Nicaragua, el Banco Centroamericano de Integración Económica y el Banco Interamericano de Desarrollo, se han identificado inicialmente los proyectos que en la región centroamericana podrían ejecutarse a la brevedad.

Estos proyectos son: en Honduras, la ampliación y mejoramiento de la Carretera Villa San Antonio-Goascorán y el tramo Choluteca-Guasaule del Corredor Pacífico Mesoamericano, y en Nicaragua, el proyecto de reconstrucción y mejoramiento de la Carretera Empalme Izapa-Empalme Nejapa.

La identificación de proyectos enmarcados en los lineamientos del Fondo de Infraestructura para Mesoamérica y el Caribe, consideró la Red Internacional de Carreteras Interamericanas (RICAM) y sus corredores: Pacífico, Atlántico, Turístico del Caribe e Interoceánicos, según agregó el Vicepresidente Rodríguez. “El enfoque en esta red abre nuevas posibilidades para la integración de Mesoamérica mediante la facilitación del flujo de bienes y de personas, así como la conexión de poblaciones y zonas productivas.”

Las obras seleccionadas para efectuar en Honduras y Nicaragua -especificó el representante del BCIE- incidirán en la seguridad e integración vial, así como en el incremento del comercio intrarregional. Se mejorará el servicio y agilidad para puertos y fronteras, a la vez que se reducirán los costos de operación y mantenimiento, incrementando el ahorro en el consumo de combustible. La ejecución de estos proyectos generará fuentes de trabajo e ingreso para las familias y los gobiernos de la región, y se contribuirá al incremento de la competitividad.

Destacó el Vicepresidente Rodríguez que “México ha sido un aliado estratégico en los esfuerzos por impulsar el desarrollo económico y social en la región centroamericana. Desde noviembre de 1992, con su incorporación al Banco Centroamericano de Integración Económica como socio extra regional, ha contribuido significativamente a esta obra.”

Y finalmente reiteró “el compromiso del Banco Centroamericano de Integración Económica para con los esfuerzos que se realizan en todos y cada uno de los países y gobiernos de la región, para lograr una Centroamérica en la que sus ciudadanos puedan tener una vida digna, con paz, progreso y desarrollo económico y social