El presidente ejecutivo de Enacal, compañero Ervin Barreda, dio a conocer que a partir de hoy la laguna de Asososca empezó a manifestar lo que se le conoce como volteo térmico, un fenómeno natural que año con año se da y está asociado con el cambio de temperatura, es decir, cuando éstas empiezan a bajar.

“Esto consiste básicamente en que el agua de la laguna se torna un color turquesa y desprende un olor, podríamos decir a sulfuro, en el buen nicaragüense como a huevo podrido”, señaló Barreda.

El equipo de monitoreo de las aguas de esta laguna por parte de Enacal, a partir de noviembre inicia a monitorear hasta 4 veces por día, lo que les permite poder predecir el momento en que se puede presentar el fenómeno. Por lo general se da en los meses de diciembre o enero.

De esta manera están pendiente que en determinado momento el fenómeno se dé cerca del área de succión y poder apagar los equipos, y así evitar que el agua pueda subir a la población. Además, permite dejar un registro científico que facilite a los especialistas analizar el fenómeno a mayor profundidad, explicó el presidente de Enacal.

Barreda señaló que este sábado el fenómeno se presentó de manera parcial, es decir, no fue en todo el cuerpo de la laguna, con la posibilidad que mañana aparezca en otros sectores hasta que desaparece en el transcurso de 5 a 6 días, una vez que la temperatura varíe en la profundidad de la laguna.

Esperamos que el fenómeno con el sol y con el viento se disuelve, así como aparece se disuelve”, apuntó el funcionario.