La doctora Alba Luz Ramos, magistrada presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), afirmó que la entrada en vigencia del nuevo código procesal laboral y de seguridad social significa que el Poder Judicial está cumpliendo con el plan estratégico del sector, que es disminuir la mora judicial y hacer más transparente la administración de justicia.

La doctora Ramos manifestó que “con la justicia especializada se aceleran los procesos y sobre todo en este caso, que no solo es especializada sino que sus juicios serán orales y públicos, por lo tanto se hace más transparente, lo estamos llevando a cabo y cumpliendo con lo que le hemos prometido al pueblo de Nicaragua en todas las materias”.

La presidenta de la Corte Suprema de Justicia afirmó que ahora “estamos en lo laboral, el próximo año estaremos entrando en lo civil, luego con la familia y en cuanto entre en vigencia el código, va a haber juicios orales y públicos y jueces especializados”.

Aseguró la magistrada que los juicios orales se harán en una sola audiencia, lo que dará procesos más cortos y transparentes.

Por su lado la magistrada presidente del Tribunal de Apelaciones, máster Olga Elvira Brenes Moncada dijo que la entrada en vigencia del código procesal laboral y de seguridad social, marca una nueva era en la legislación nicaragüense que seguramente revolucionará la justicia laboral.

La magistrada expresó que por vez primera se administrará de manera concertada y se aplicará de manera oral la justicia laboral, lo que permitirá a trabajadores y empresarios disminuir los plazos de los procesos, en tanto también el personal de carrera judicial en esta esfera será más especializado.

Destacó que “la vigencia del nuevo código es un reto para la administración de la justicia laboral a fin de que sea más eficaz y haya seguridad en el fuero sindical”.

Sobre la ley 779

Sobre otro tema, en el caso de la ley 779, la magistrada presidente de la CSJ, en cuando a la posibilidad de una reforma del estatuto de defensa de la mujer, dijo que “tras haber sido aprobada por la Asamblea Nacional, ahora hay protestas de todos lados pese a que fue consultada con todos sectores que quisieron ser consultados”.

Por otra parte destacó que de siete mil 500 casos de violencia contra la mujer, hay dos mil 400 actos resolutorios, son actos donde se ha hecho mediación, en aquellos casos que son de omisión de prestar alimentos, se ha aplicado la tercera parte de los casos que han sido llevados a los juzgados especializados.

Destacó además que de esos siete mil y pico de casos hay 900 resueltos y condenados solo poco más de 500 casos.