Su Eminencia Reverendísima, el Cardenal Miguel Obando y Bravo felicitó a la Policía Nacional (PN) por el trabajo que realiza la institución diariamente por garantizar el bienestar de los nicaragüenses, durante la clausura de Reunión de Mandos de la Policía Nacional.

Asimismo, destacó el reconocimiento internacional por su modelo de trabajo, mismo que se desarrolla mano a mano con la comunidad “para vivir en una Nicaragua en paz, justicia, desarrollo y convivencia familiar”.

En ese orden, felicitó al Comandante Daniel Ortega, Presidente de la República y a la Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, por su interés de mantener un país seguro y en paz, a través de la institución policial.

Igualmente, hizo un reconocimiento a la Directora de la PN, Aminta Granera, por su labor en el mando del cuerpo policial.

Saludó también al Día de las Madres y resaltó el rol fundamental que tiene la mujer en la sociedad nicaragüense, calificándola como excepcional. “Que en muchos casos, tiene el sustento único de su familia y no por eso se desanima, sino que por el contrario la asume con amor, el reto de ser padre y madre”, agregó.

También, recordó que María, madre de Jesucristo, asumió su rol, acompañándolo en todo momento, siendo ella quién arrancó del hijo de Dios el primer milagro público durante su paso entre nosotros.

Finalmente, encomendó a la Policía Nacional en el corazón de María. “Que el señor Jesucristo bendiga cada acción, cada gesto, cada actividad en esta Policía Nacional, buscando la paz, la tranquilidad y el bienestar del pueblo nicaragüense”, reiteró Su Eminencia.