240 años después, los masayas siguen recordando ese milagro y año con año agradecen a la Virgen de la Asunción por el favor recibido.

Luis Mena, Presidente de la Congregación Mariana de Monimbó, comentó que son 240 años que el barrio indígena de Monimbó en gratitud a la santísima Virgen María, ofrecen la procesión como una acción de gracia.  

“Este pueblo de Monimbó es un pueblo eminentemente religioso, eminentemente mariano y año con año celebramos  y le damos gracias a Dios y a la Virgen por haber protegido a Masaya y que también  siga protegiendo a toda Nicaragua, que nos de la Paz, nos de la concordia para que vivamos como buenos nicaragüenses” indicó Mena.

Explicó que este año se dieron cita todas las cofradías católicas de Monimbó y de las parroquias de Masaya, además destacó la presencia del Alcalde de Vara de Monimbó, como una expresión genuina de la autoridad libre y soberana del barrio indígena.

Por su parte Julio González Pavón, Alcalde de Vara de Monimbó, dijo que además de agradecer el milagro que la virgen María hizo hace 240 años, le piden a la Virgen trabajo, salud y fuerzas para continuar preservando su identidad, su religiosidad y su cultura.

Sara Mercado, una joven que participaba en la procesión, expresó que la procesión es un homenaje a Nuestra Señora la Madre de Dios. “Gracias a ella no hubo la erupción del volcán de Masaya, para nosotros es un gran regocijo celebrar a la Virgen, además le pedimos que Nicaragua siga adelante en Paz, Reconciliación y Amor”.

No obstante los masayas están agradecidos por otros favores que la Virgen a concedido a la ciudad. Orlando Blanco, Vocero de la Congregación Mariana de Monimbó recordó que en el año 2000 la ciudad fue afectada por un terremoto y fuertes sismos cuyo epicentro estaba localizado en la Laguna de Apoyo.

El fenómeno sísmico afectó muchas casas y algunas iglesias, explicó Blanco, por tal razón el pueblo indígena de Monimbó y de Masaya en general, imploró nuevamente a la Virgen que cesaran los fuertes sismos.

“Los masayas venimos aquí a magdalena a implorar a la virgen de que cesaran los terremotos” comentó Blando y agregó que  por tal razón ha aumentado el fervor mariano entre el pueblo.

Finalmente Blando destacó que “diversas agrupaciones católicas,  culturales, las autoridades indígenas le dan ese lugar a la Virgen de la Asunción como patrona titular de Masaya y le dan las gracias por ese milagro ocurrido hace 240 años”.