Para ciertos usuarios compartir su cuenta de Netflix u otras plataformas de streaming, es una práctica muy común; de hecho, puede terminar siendo peligrosa para los consumidores debido a la reventa de cuentas o a los hackers que reactivan cuentas canceladas. 

Según una encuesta realizada por Magid, detectó que un 35 % de los millenials (de 16 a 36 años) comparten las contraseñas de sus servicios de streaming; este porcentaje se reduce al 19% en la generación X (nacidos entre 1961 y 1979) y al 13% en los baby boomers (nacidos entre 1946 y 1965).

Asimismo, una investigación por Harris Poll, muestra que un 66% de los encuestados afirma haber utilizado la misma contraseña para diferentes servicios.

Conoce el peligro

- Acostumbrarse los usuarios de utilizar la misma contraseña para distintos servicios online; los piratas informáticos aprovechan de robar esos datos.

- Al brindar usuario y contraseña a terceras personas se pone en riesgo el resto de las cuentas, condicionalmente mucho de nosotros utilizamos esa misma información para ingresar a otras páginas web o servicios.

- La plataforma de vídeo guarda los datos de sus clientes para facilitarles su regreso, entre ellos los datos de facturación, durante 10 meses. No obstante, a veces, los piratas informáticos se aprovechan de esta situación y mediante un malware, phishing o por ser cuentas compartidas terminan apropiándose de las contraseñas de cuentas canceladas.

La compañía indica que, para que no ocurra este daño, pueden enviar un mail para solicitar que, una vez que se haya dado de baja a la cuenta, todos sus datos sean eliminados.

Además, Netflix también informa cada vez que alguien reactiva su cuenta cancelada.