El importante y majestuoso Puerto de Corinto inicia a movilizarse tras el simulacro de tsunami que se realiza simultáneamente en toda la costa del Pacifico nicaragüense.

El sonido de las sirenas fue el primer paso para que los habitantes del puerto se movilizaran a lugares de evacuación previamente establecidos. Luego, medios de transporte con gran capacidad, fueron los encargados de trasladar a los compañeros corinteños para poner sus vidas a salvo.

Las instituciones del Poder Ciudadano perfectamente organizadas y bajo el lema ‘Tu vida es el bien más valioso, protégela del tsunami’, ayudan y orientan a la población para prevenir incidentes lamentables ante un fenómeno de tal magnitud.