La compañera Rosario Murillo, vicepresidente de Nicaragua, recordó que este 26 de diciembre se cumplen 15 años de aquel terrible acontecimiento que conmovió al mundo, donde 227 mil o más hermanos y hermanas perdieron la vida, en 14 países bañados por el Océano Indico en aquel terrible tsunami.

Queremos elevar nuestras oraciones al creador, por todas esas almas, que fallecieron, que pasaron a otro plano de vida en aquel momento y que en cada lugar del planeta hagamos esfuerzos para asegurar todas las medidas protectoras, restauradoras, de la armonía ante el cambio climático que nos trae desastres inmensos como ese, y que también tomemos medidas para asegurarnos cada vez más y estar en capacidad de salvaguardar la vida, frente a estos terribles eventos que se presentan”, dijo la compañera Rosario Murillo.

“Nuestras oraciones por todos esos hermanos que en aquel el momento perdieron la vida, y nuestro compromiso con todas las medidas que se vayan tomando para enfrentar el cambio climático, restaurar la armonía entre seres humanos, humanidad y la Madre Tierra y vivir esa armonía con la Naturaleza”, reiteró.

El 26 de diciembre de 2004, un maremoto de magnitud 9,1 sacudió la costa de la isla indonesia de Sumatra generando olas de tsunami que causaron una destrucción masiva en varios países.