Samsung y el proveedor de telefonía móvil Swisscom crearon una inusual disputa en la estación de ferrocarril de la ciudad de Zúrich para divulgar el flamante Galaxy S4 de la empresa surcoreana.

Para promover la función de eye-tracking - función de seguimiento ocular del smartphone que permite hacer scroll en la interfaz sin el uso de las manos -, Samsung instaló una cabina en la principal plataforma de trenes de la ciudad suiza y ofreció regalar un Galaxy S4 a los que consiguieran encararlo durante una hora, sin desviar la mirada hacia otro lado.

Pero conquistar el codiciado teléfono no resultó ser una tarea sencilla. La campaña contó con actores contratados para distraer a los participantes. Un músico tocando y bailando alrededor de la cabina, un pastor alemán ladrando y hasta un vendedor de hot dog en llamas aparecieron para poner a prueba la atención de los competidores.

El vídeo que promueve la acción, publicado en el canal de la operadora Swisscom, muestra al final un único ganador. Los participantes que no consiguieron completar los 60 minutos ganaron un ticket con el porcentual de tiempo que lograron mirar fijamente el teléfono.

Aparte de regalar el Samsung Galaxy S4 a cualquiera que completara el desafío, Samsung ofreció descuentos para los que miraron el Galaxy S4 durante un periodo respetable de tiempo.

Según Samsung, la competencia también se llevará a cabo en otras tres ciudad de Suiza, Lausana, Lucerna y la capital Berna.