La vicepresidenta compañera Rosario Murillo, destacó que 1 mil 292 privados de libertad obtuvieron el beneficio de convivencia familiar, para reunirse con sus seres queridos.

“La buena noticia desde la convicción cristiana es el beneficio de convivencia familiar para 1 mil 292 personas que estaban en el sistema penitenciario de Tipitapa, Juigalpa, Chinandega, Granada, Matagalpa, Estelí y Bluefields. Convivencia familiar, van a recuperar su vida con sus familiares, con sus seres queridos, y a trabajar, a trabajar para precisamente poder ser útiles en sus hogares, a sus familiares y recuperar, restaurarse y trabajar en la comunidad, en el país”, indicó.

Comentó que “hay bonitas imágenes de nuestros hermanos con sus familiares y luego también las oraciones que se elevaron al altísimo para que estos hermanos y hermanas que hoy están unidos con sus familias, para que Dios les bendiga y sepan apreciar esta nueva oportunidad. Como dice el Santo Padre, el nacimiento, el pesebre que nos anuncia vida nueva para todos”.

.