El Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (Marena), dio a conocer los resultados de la participación de Nicaragua en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25), que se realizó el 2 de diciembre en España.

La delegación de Nicaragua estuvo conformada por el Ministerio de Hacienda, Marena, y la Secretaría de Políticas Públicas de la Presidencia.

El compañero Javier Gutiérrez, viceministro de Marena, sostuvo que “Nicaragua mantiene la misma posición que tenemos desde Francia, orientada por la presidencia y principalmente de unirnos a los intereses de los países latinoamericanos y caribeños, así como de todos los países en desarrollo que sufren el cambio climático”.

Explicó que Nicaragua demandó mayores acciones a los países desarrollados para que reduzcan sus emisiones contaminantes acorde a lo que se establece científicamente, además de incrementar los recursos para los proyectos de adaptación e igualar mecanismos internacionales de pérdidas y daños.

Además, exigió mayores recursos financieros para los países más vulnerables del planeta, como la capitalización de pérdidas y daños.

La misión de Nicaragua llevó el mensaje de solidaridad del comandante Daniel Ortega.

Nos reunimos con 7 agencias de desarrollo en las que estuvieron presentes el ministro de Hacienda, Iván Acosta, el secretario privado para políticas nacionales Paul Oquist, Marena, Francisco Mayorga, representante de Nicaragua ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID)”, dijo Gutiérrez.

Detalló que la delegación se reunió con el Banco Interamericano, Banco Mundial y el Fondo Mundial del Medioambiente quienes ratificaron el apoyo a Nicaragua en sus programas de desarrollo.

Participamos en diferentes paneles, donde fuimos invitados como en el panel de la región centroamericana, Panel Fondo Verde del Clima”, señaló.

Agregó que Nicaragua será parte de la lógica del programa de modalidad eléctrica.

Tuvimos una participación muy activa y desde el punto de vista político estuvimos activos con los compañeros del ALBA dando dictámenes y declaraciones en conjunto, apoyando siempre la necesidad que los países desarrollados asuman su compromiso”, finalizó.

Durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25), los países más industrializados que contaminan más el ambiente, no mostraron voluntad política para apoyar el esfuerzo mundial de reducir los efectos contaminantes en el medioambiente.