Autoridades de Chile informaron que este martes se inició la evacuación de unas 700 personas en la comuna de Alto de Biobío, por la alerta roja decretada en el volcán Copahue. El proceso podría tardar dos o tres días pues hay que desalojar a un total de dos mil habitantes.

Así lo detalló el intendente Víctor Lobos, quien lidera el operativo que se inició esta mañana y que involucra a más de dos mil habitantes de la zona. Según la autoridad, la primera etapa ya inició. Se prevée hablar con unos 700 pobladores para convencerlos de dejar sus hogares y bajar a los refugios.

"En el convoy van primero las camionetas con 40 personas que son facilitadores, hablan la lengua local. Nos ayudaran para conversar con la gente para explicarle que deben bajar por su seguridad", explicó el intendente.

De acuerdo a la autoridad de la región, evacuarán primero a las mujeres y los niños, mientras que a los hombres se les permitirá quedarse un poco más por el traslado de algunos animales.

Respecto a la negativa de algunos pobladores de abandonar sus animales, la autoridad regional explicó que "la idea es convencerlos para que bajen y para eso vamos a tener reuniones con ellos, para que tengan la tranquilidad de que Carabineros va a cuidar las casas y, además, el Ministerio de Agricultura tiene dispuesto un operativo para bajar los animales en caso necesario o que ellos puedan subir cada dos días a alimentarlos".

Según indicó el intendente Lobos, el proceso de evacuación se realizará hacia las comunas de Ralco, Quilaco y Santa Bárbara en donde se tienen dispuestos los refugios.

El alcalde de Alto Bío Bío, Nivaldo Piñaleo, señaló que "en estos momentos todo está normal, no está lloviendo, y las personas se encuentran tranquilas con respecto a la evacuación".

A las personas se les pidió que guardaran ropa para cuatro días y, según indique el Servicio Nacional de Geología y Minería, la evacuación se irá extendiendo por días adicionales. Si baja la alerta las personas podrán volver a sus casas, pero en el caso de una eventual erupción se tendrá que esperar a que el ambiente sea seguro para retornar.

La última información del Servicio de Geología y Minería de Chile indica una disminución en los sismos en el volcán, pero continúan las otras variables. El volcán está en un proceso con posibilidades de erupción.