La ministra para la Salud de Venezuela, Isabel Iturria, denunció que intereses políticos o económicos pretenden crear alarma en el país en torno a la influenza AH1N1. Acotó que "cualquier epidemiólogo sabe que no tiene razón de ser".

Iturria informó que este martes se reunirán en Caracas especialistas de todo el país para afinar estrategias en cuanto al abordaje y la prevención de la influenza AH1N1.

"El único motivo que hay para crear alarma son intereses políticos o económicos que puedan estar detrás de esas situaciones, porque ha habido información suficiente para la gente", dijo.

“Probablemente también queda sembrado en el subconsciente de todos los venezolanos aquella especie de paranoia que se creó en el año 2009", ratificó la ministra de Salud.

Iturria realizó un llamado a la población a mantener la calma y a cumplir con las medidas de prevención e higiene para evitar el contagio, reseñó Venezolana de Televisión (VTV).

El despacho de Salud ha aplicado este año alrededor de tres millones de vacunas contra la influenza AH1N1 entre los grupos de riesgo, entre quienes se incluyen embarazadas en el segundo y tercer trimestre, personas mayores de 65 años, y pacientes de enfermedades como diabetes, padecimiento bronco-pulmonar obstructivo crónico y cáncer.

La ministra también explicó que en Brasil, Colombia y Venezuela está circulando el virus, aunque sin reportar emergencia alguna, pues se trata de un comportamiento cíclico de la enfermedad.

Los síntomas más notables son fiebre alta, dolor de cabeza, dolores musculares, cansancio extremo, congestión y secreción nasal, estornudos, dolor de garganta y tos seca severa de larga duración.

Es recomendable combatir la fiebre y el malestar con antipiréticos, como el acetaminofén, y desechar la posibilidad de hacerlo con aspirina (ácido acetilsalicílico).