Declaraciones de Rosario, Vicepresidenta de Nicaragua después del Acto de la XXII Promoción de Cadetes de la Policía Nacional 16 de Diciembre del 2019

Buenas noches, Queridas Familias de Nuestra Nicaragua Bendita, Nicaragua de Paz y Bien, Nicaragua de Trabajo, Seguridad, Paz y Dignidad !

Estos Actos son difíciles, uno se siente orgulloso de los éxitos de cada [email protected] de [email protected] [email protected], forjados para querer, amar a Nicaragua, para cuidarnos a [email protected], para que trabajemos con tranquilidad. Y de verdad que és doloroso recordar y ponernos en el lugar de las Familias que han perdido Seres Queridos, como resultado del terrorismo, del golpismo, de la criminalidad suelta, cuando se nos obligó a acuartelar a la Policía.

Suelta por todo el País, ¿por órdenes de quién? Solo recordemos un poco y ya sabemos quién ordenó que se acuartelara a la Policía, y en esas Semanas cuántos [email protected] nos mataron, cuántos Policías cayeron. Y uno se pregunta : Bueno, si esta gente era tan pacífica, cómo es que hubo tantos caídos, cómo es hubo tantos Policías muertos ? Saquemos conclusiones.

Y uno piensa, lleno de dolor el Corazón : Habrá tan siquiera un poquito de vergüenza en alguna de esa gente que promovió y fomentó tanta desgracia, al servicio del Imperio, en nuestro País ? Habrá un poquito de vergüenza ? Pareciera que no. Y a lo largo de la Historia, porque han sido los mismos, tampoco ha habido vergüenza, porque ellos repiten sus propias Historias, aquí y allá, adonde quieren tomarse los Países y dominar a los Pueblos y dominar los Recursos de los Pueblos. Son los mismos !

El Comandante Daniel hacía la Historia de los atropellos, de las agresiones, de la violación de nuestra Soberanía, porque, qué fue si no violación de nuestra Soberanía Patria el haber destituido, derrocado a un Gobierno Progresista en 1909, un día como hoy. Violación de nuestra Soberanía ! Quién protestó ? A dónde hubo protestas ?

Derrocaron un Gobierno porque no les gustaba, porque no convenía a sus intereses, e intervinieron, invadieron la Patria. Deshonor para quienes trajeron a los invasores ! Los mismos, los mismos apellidos, los mismos serviles, los mismos sicarios, los mismos vendepatrias, los mismos traidores y cobardes.

Dicen que cuando se hace lo mismo és porque no se ha aprendido. Definitivamente no aprenden a estas horas de la Historia, en estos Tiempos de Victorias, de la Dignidad de un Pueblo, enorme. La Dignidad del Pueblo nicaragüense és enorme.

Ya decía el Comandante Daniel, cómo salieron de aquí con la cola entre las piernas, los imperialistas, cuando quisieron tomarse Nicaragua. Y surgió Sandino y surgió el Ejército Defensor de la Soberanía Nacional, un puñado de Valientes, Gigantes en Dignidad y en Amor a Nicaragua, frente a los vendepatrias de siempre, y a los imperialistas... Cómo se fueron de aquí !

Recordemos, este és un Pueblo Valiente, y gracias a Dios, en estos otros Tiempos y  Momentos del Mundo la voz de los Pueblos se hace sentir en todas partes, la Conciencia de Derechos, la Conciencia de Patria se hace sentir en Calles, Comarcas, Comunidades de las Tierras Sagradas de Nuestraméricacaribeña. Y és la Voz de la Dignidad, és la Voz del Heroísmo, és la Voz que reivindica, que restaura Honores Nacionales.

Por eso yo me sigo preguntando : Habrá un poquito de vergüenza en quienes han promovido baños de sangre a lo largo de la Historia y hace apenas año y pico ? Baños de sangre, en nombre de qué ? En nombre de quién ? Con qué cara ? La misma cara de la desvergüenza, del deshonor y de la venta de la Patria, el comercio con la Patria, que és de [email protected]

Ya decíamos [email protected] ahora a mediodía : Nicaragua no és del que tiene más, sea nacional, o sea no nacional, o sea imperialista, no és del que tiene más. Nicaragua pertenece a [email protected] nicaragüenses ! Aquí vivimos, y vivimos con Amor, y vivimos con Fé, y vivimos con Confianza, y vivimos con Esperanza, y como decía nuestro Comandante Daniel, tenemos todos los instrumentos jurídicos para hacer valer la Paz, la Seguridad y el Derecho al Trabajo, que demandan las Familias nicaragüenses.

Es decir, hacer valer la Voluntad del Soberano que és el Pueblo. El Pueblo quiere trabajar, el Pueblo quiere vivir en Paz, el Pueblo quiere que el Estado le garantice nuestro Derecho a la Paz, al Trabajo, a vivir Tranquilos y Seguros, a la Vida Buena, y tenemos el Deber, la Responsabilidad de resguardar esa Vida Buena en nuestro País.

CON LA PAZ NO SE JUEGA ! Con la Tranquilidad y los Derechos del Pueblo No Se Juega ! Dios haga brotar en esos Corazones que no aprenden, la flor del aprendizaje, y sobre todo haga brotar alguna sensibilidad, aunque sea mínima, para reconocer el Derecho de [email protected] a Trabajar y Prosperar.

No és posible que en estos Tiempos del Mundo, a estas alturas de la Historia, todavía hay quienes quieran descartar, excluir, eliminar los Derechos de las Personas a Trabajar, a Aprender, a Educar, a tener Salud, a vivir en Casas Decentes, Dignas, a transitar en Caminos y Carreteras dónde sacar los productos. Porque somos un País privilegiado, tenemos Campo y tenemos Trabajadores en el Campo, Campesinos Valientes que trabajan y producen; tenemos Buenas Cosechas, gracias a Dios, y tenemos el Derecho a trabajar en el Campo y la Ciudad, y a prosperar. Y el Estado nicaragüense tiene la Responsabilidad, el Deber de asegurar ese Derecho.

Como decía nuestro Comandante Daniel, con otras palabras : No Pudieron, Ni Podrán ! Aquí no se va a repetir Abril ! Aquí no se va a repetir Abril ! Que lo sepan de una vez. Aquí hay un Pueblo Valiente que quiere vivir tranquilo, que quiere comerse el Gallopinto tranquilo... Y más sí puede ! Que quiere comerse su gallinita el 24 y el 31, tranquilo. Eso és lo que queremos.

Que las sonrisas de [email protected] Niñ@s sigan llenando de Alegría los Hogares, las Familias, y que conozcamos y reconozcamos el Derecho a la Paz y la aseguremos entre [email protected], el Derecho a vivir [email protected], en Paz, con esa Dignidad crecida que tenemos, esa Valentía que nos caracteriza, porque somos grandiosos, grandes, de grandeza humana enorme, en este País.

Hemos logrado enfrentar siempre con Hidalguía todos los desafíos, y transcenderlos y superarlos. Y hemos aprendido ! Hay quienes no aprenden. Nosotros sí hemos aprendido, en primer lugar sabemos identificar esas voces disonantes que todo el mundo ve, oye, que quieren alterar la Paz. Y sabemos identificarlas para que con todos los instrumentos de la Ley se impida que trafiquen con la Paz y la Buena Voluntad de [email protected] nicaragüenses.

Y luego, por supuesto que hemos aprendido a considerar que esa Paz és un Patrimonio irrenunciable. No podemos renunciar a la Paz, como no renunciamos a la Esperanza, como no renunciamos a la Confianza en Dios. Eso és imposible. Nadie puede vivir sin Fé, sin Confianza, y sobre todo, nadie puede vivir sin Amor. Y aquellos que todavía no aprenden a querer, o a quererse incluso, son muy desgraciados.

En estos Días de Celebración Navideña, de Restauración, del Bien y del Sentido de Fraternidad entre los Seres Humanos, no me canso de decir que pedimos a Dios que restaure y que logremos en Nicaragua que esos cuántos que todavía padecen, porque es una enfermedad, el odio es una enfermedad, intoxica, pero además, hace que quienes lo sienten sean desgraciados.

Que sientan vergüenza de no sentir Amor, que sientan vergüenza de haber patrocinado los baños de sangre... Que sientan vergüenza ! Que sientan el rechazo y el repudio del Pueblo Trabajador, que les dice : CON LA PAZ NO SE JUEGA ! Déjennos Vivir en Paz, trabajando tranquilos, y dejen que la Paz que ya és en Nicaragua, crezca y crezca cada día desde la Fraternidad Cristiana, la Reconciliación, el Encuentro, el Cariño.

Y los incluimos a ustedes, los incluimos a ustedes en nuestro Buenos Deseos, porque queremos Paz. Y pedimos a Dios, reitero, que en primer lugar les dé Paz en sus Almas, en sus Corazones, y que sientan la necesidad de Amar al Prójimo, Primer Mandato de Cristo Jesús : Amar al Prójimo como debemos amarnos nosotros mismos.

Así que, Días Buenos, Días de Restauración, Días para creer más y más en los Milagros, en los Prodigios, en todo lo que Dios derrama sobre esta Patria Bendita, Siempre Libre, y sobre todo el Amor que derrama, que hay que saber acoger en nuestros Corazones. Que el Año Nuevo, después de estos Días Navideños, nos traiga más Paz. Que el Año Nuevo nos encuentre reunidos, congregados, para construir, no para destruir.

Esos pocos que por ahí lanzan anuncios destructivos, que aprendan. En Nicaragua el odio no cabe, no puede, y la destrucción, por lo tanto, tampoco tiene cabida. Hay rechazo y hay repudio a quienes promueven disfrazando esa destructividad con Banderas que consideran ellos que son aceptables.

La Democracia no és destruir, la Democracia no és matar, la Democracia no és asesinar, la Democracia no és quemar casas, la Democracia no és dejar a gente sin trabajo. La Democracia és construir el Bien Común, reconociendo la Voluntad del Soberano que és el Pueblo, esa és la Democracia, todos los días.

No és en Nombre de Dios, ni és en nombre de la Democracia que se asesina, que se lanza a miles al desempleo, que se destruye la Economía y el crecimiento de un País. No és en Nombre de Jesús, ni és en nombre de la Democracia. Esas son falsedades, son mentiras, y la mentira tiene patitas muy cortas, no avanza, y sobre todo cuando hay cómo ver la Verdad todos los días, reconocer la Verdad todos los días, esa mentira queda, para vergüenza de los que las lanzan, en el basurero de la Historia.

Compañ[email protected]; Queridas Familias, trabajemos para que crezca, florezca y nos llene a [email protected] el Amor, porque hay quienes creen que pueden destruir todas las flores, o arrancarlas. Nunca van a poder detener el flujo de la Vida, la Primavera... Nunca ! Nicaragua és para Cristo Jesús, y Nicaragua entonces és para el Amor.

Un gran Abrazo a [email protected], y sobre todo, nuestro Corazón agradecido y conmovido piensa en las Familias de [email protected] [email protected] Compañ[email protected] Policías y de [email protected] [email protected] Compañ[email protected] que fueron [email protected] por esos criminales que no tienen Perdón de Dios.

Arrepiéntanse, [email protected] ! Porque, independientemente de esas malas voluntades, como Humanos somos [email protected] Arrepiéntanse ! Dios és Grande. Trabajen por el Bien y trabajen por las Familias nicaragüenses. Trabajemos [email protected] ! No hay condiciones para destruir, hay condiciones para construir y para ser felices, porque ese és el destino que debemos tener como meta para Nicaragua y para las Familias nicaragüenses : Alegría, Paz, Bien, Tranquilidad, Seguridad, Dicha, Prosperidad, Felicidad. Gracias, Compañ[email protected] Mucho Cariño !