El próximo 29 de mayo, miles de pobladores de 43 comunidades ubicadas en las costas del pacífico de Nicaragua, participarán en un simulacro de tsunami que permitirá comprobar las capacidades científicas, organizativas y de respuesta del Sinapred en la preservación de la vida y los medios estratégicos de la nación, en el contexto de un tsunami.

En declaraciones a los medios del Poder de la Familia y la Comunidad, el doctor Guillermo González, director ejecutivo del Sinapred, explicó que esa institución junto a otras como el Ministerio de Salud (MINSA), Ministerio de Educación (MINED), Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (MARENA), Policía Nacional, bomberos, Cruz Roja y los Gabinetes de la Familia, Comunidad y Vida, están afinando los detalles para la realización del simulacro.

“Hemos venido trabajando con la mano con el Ministerio de Educación en la preparación de las escuelas con los maestros, se han hecho asambleas con los padres de familia para que conozcan los planes de evacuación y que puedan desarrollar estas acciones. Hemos venido trabajando con las unidades del Ministerio de Salud que están en la zona costera en los preparativos para el plan de evacuación al momento de presentarse un tsunami. Se ha venido trabajando con las instituciones como la Policía Nacional, los bomberos, la Cruz Roja, el Marena y otras instituciones que tienen que ver con la activación de los planes anti tsunamis a la hora que se tuviera que dar una alerta de ocurrir un tsunami”, comentó González.

De manera particular dijo que se están desarrollando actividades en el municipio de Corinto, donde se concentra el 30% de la población que está expuesta ante un tsunami.

Ahí “se está haciendo énfasis para garantizar la participación de los 13 colegios y más de 8 mil personas que están en situación de riesgo y que se van a movilizar el miércoles”, precisó.

El ejercicio demostrativo que realizará el Sinapred permitirá evaluar al sistema en aspectos como la activación del sistema de alerta temprana (SAT) que permitirá desencadenar los mecanismos organizativos para la evacuación.

Entre otros objetivos, el simulacro se plantea observar el dominio de las acciones a realizar por las comunidades ante una alerta y se valorará los tiempos con que la población se desplace hacia las zonas de seguridad.

Asimismo se validarán los procedimientos y mecanismos que se han trabajado con las comunidades para comprobar todo el sistema de protección de los medios de vida y otros aspectos estratégicos de la nación.

“Este ejercicio nos tiene que comenzar a dar pautas importantes para alcanzar una cultura de protección, de prevención frente a situaciones de riesgo”, valoró González.

Asimismo el servidor público detalló que existen 43 sirenas instaladas en las comunidades costeras y la mayoría funciona por medio de sistemas automatizados controlados de manera central por el Sinapred. Algunos sistemas sonoros serán activados mecánicamente de manera simultánea.

También detalló que de las más de 70 mil personas que están expuestas al riesgo de un tsunami, más de 68 mil personas van a ser cubiertas por los sistemas sonoros.

El doctor González resaltó que Nicaragua es el segundo país en América Latina que tiene instalado un sistema sonoro de alertas anti tsunami.

Recordó además que la mayor parte de los países de América Latina están expuestos a tsunamis y valoró que a pesar de que la instalación de sirenas son inversiones caras el Gobierno Sandinista no ha escatimado en instalarlas.