Con una ceremonia religiosa en la parroquia San José de Tipitapa, que contó con la presencia de miles de feligreses, la venerada imagen del “Cristo Negro” fue bajada de su trono en medio del estruendo de fuegos pirotécnicos, bombas artesanales y centenares de pañuelos agitados.

El cura párroco Oswaldo Tijerino realizó los oficios religiosos, pidiendo que estas festividades sirvan para que la población se acerque más a Dios, realizando acciones cristianas a favor de las familias.  

Con cánticos religiosos y alabanzas el pueblos se mostró jubiloso en este nuevo año de celebración del Milagroso Señor de Esquipulas, cuyas fiestas se desarrollan entre el 6 al 22 de enero próximo, en el 258 Aniversario de entronización de la sagrada imagen.

Tijerino invitó a los feligreses de todo el país a visitar Tipitapa y participar de estas festividades religiosas.

“Ojala que todos los tipitapeños participen de las fiestas buscando a Cristo, con un corazón cambiado, con un corazón arrepentido, que nos confesemos, que busquemos a Cristo, que participemos de los sacramentos”, pidió Tijerino, mientras decenas de pobladores participaban del baño y vestida de la santa imagen, que recorrió el atrio de la iglesia para ser depositado en el altar que recorrerá las principales calles de la ciudad, en los próximos días.

La fiesta inicio este 6 de enero con la bajada de la imagen de Altar Mayor y el 15 el arzobispo de Managua, Monseñor Leopoldo Brenes dará una misa. Las actividades tienen como mayordomos al señor Eduardo Antonio García Wetts y María Fidelia Colomer de Wetts.

El alcalde de Tipitapa, compañero César Vásquez, manifestó que desde el gobierno municipal, existe todo un acompañamiento en las diferentes jornadas religiosas y de entretenimiento que se dan en el marco de las fiestas patronales.

Existe toda una programación de actividades que incluyen fiestas hípicas, carreras de cinta, coronación de la reina y las diversas procesiones religiosas.

“Estamos trabajando mancomunados para que el pueblo tenga una actividades religiosas en paz y en alegría”, dijo Vázquez.

“Para nosotros los fundadores de Tipitapa siempre hemos celebrado con mucha devoción y el fervor es venir a la bajada del Señor de Esquipulas, a la misa y a las procesiones “, manifestó la joven Rosa Quiroz, quien en 1994 fue coronada como la reina de las festividades de ese año.

El Cristo Negro de Esquipulas  de Tipitapa fue mandado a tallar por la señora Josefa Sierra de Almendarez, en los talleres del escultor Quirio Cataño, en Guatemala. La primera imagen llegó a este municipio desde el 15 de enero en 1754.