El Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) con el apoyo de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) y en coordinación con Defensa Civil y el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), desarrolló este viernes 16 de marzo un simulacro de evaluación del Sistema de Alerta Temprana en toda la franja del pacifico.

Este evento se realizó en el marco del proyecto BOSAI Nicaragua, impulsado por el JICA con el cual se pretende que las comunidades costeras nicaragüenses reciban la suficiente preparación y capacitación de como actuar y que hacer ante un seísmo.

“Esto que andan haciendo es bueno para que la gente tenga una preparación para cualquier evento de esos. Yo viví el tsunami de 1992 y me habría gustado contar con esta preparación, porque en ese momento yo tenía a penas 13 años y no tenía experiencia, no sabía lo que era un maremoto pero ahora si estoy preparada”, dijo Anielka Rodríguez.

Eddie Andrés Téllez afirmó sentirse preparado para apoyar a su comunidad y salir él junto a su familia a buen resguardo de cualquier fenómeno que pueda presentarse.

“Yo creo que estamos un poquito mejor preparados que 1992 que nos agarró el maremoto, porque en ese entonces nadie sabía lo que era un maremoto”, comentó Téllez.

Según José Luis Pérez, Director de Preparación del SINAPRED, en los ejercicios de simulacros es destacable la participación y el compromiso de la población para trabajar de forma organizada y garantizar que toda la comunidad sobreviva.

“Algo muy importante de destacar es la participación de los niños, niñas, adolescentes, como el gabinete del poder ciudadano, como el comité de liderazgo sandinista, como la juventud sandinista se ha integrado a todos estos procesos de preparación y organización ante desastres, principalmente ante tsunami”, agregó Pérez.

El funcionario explicó que ha sido la propia comunidad organizada la que se ha preparado frente a una amenaza como lo es un tsunami.