Tras 8 y hasta 20 años de no venir a su país, 77 hermanos nicaragüenses deportados por los Estados Unidos de Norteamérica, llegaron este miércoles a tierra pinolera.

Los connacionales arribaron a través del Aeropuerto Augusto C. Sandino y fueron recibidos con una cálida bienvenida por el Gobierno de Nicaragua a través del Ministerio de la Familia (Mifan) y Ministerio de Salud (Minsa).

Se entregó a los nicaragüenses deportados una ayuda económica, refrigerio, medicamentos y se les puso a disposición el transporte que los llevara a las terminales de buses para viajar a su lugar de origen.

En los Estados Unidos las cosas no son como uno piensa. En estos últimos años se ha incrementado la persecución; yo viví más de 20 años y lo que siento es alegría de venir de nuevos a mi país, dijo Tyron Arróliga.

Jorge Lazo, originario de Estelí, tenía 8 de no venir a Nicaragua, estoy feliz y contento de venir a mi país y ver a mi familia nuevamente. Mi meta es seguir adelante y continuar trabajando.