La felicidad de haber culminado una meta y el planteamiento de nuevos retos, son parte de los momentos que se vivieron durante la Décima Promoción de Bachilleres del Colegio Público Chiquilistagua, que vistió sus mejores galas junto con toda la comunidad educativa compuesta por docentes, padres de familia y estudiantes.

Fue una tarde en la que el sol brilló para irradiar energías positivas a 74 jóvenes, hombres y mujeres que muy felices dieron las gracias por todo el esfuerzo combinado de autoridades nacionales, progenitores y docentes para lograr alcanzar la cúspide de la educación media.

Cada uno de estos jóvenes los hemos preparado de tal forma que puedan caminar más allá, ya sea busquen una carrera universitaria o una técnica. Estamos muy satisfechos porque este logro también se debe a los esfuerzos de nuestro gobierno que apoya de diversas manera a los estudiantes, como el bono escolar, mejoramiento de las aulas y centros educativos, capacitación a los docentes, todo para elevar la calidad educativa, afirmó la profesora Ivania del Carmen Duarte, directora del centro.

Este centro educativo en el ciclo lectivo 2019 alcanzó una retención escolar de 93%, pues de mil 440 estudiantes que se inscribieron mil 390 concluyeron el año en el centro, de estos el 91% aprobó todas sus materias.

El Centro Público Chiquilistagua es un colegio ejemplo porque de ahí emergen estudiantes sobresalientes que logran representar a Managua en las competencias educativas, tal es el caso de la joven Ángela Isabel Mora Espinoza, la mejor estudiante del Distrito Tres de la capital.

Me siento emocionada y jamás me imaginé poder llegar a cumplir todas mis metas, hace cinco años estaba graduándome de primaria y hoy estamos aquí bachillerándome, estoy súper feliz porque cada meta la logré cumplir con mucho éxito, dijo Ángela.

Al ser abordada por los medios, esta brillante estudiante reconoció que parte de los éxitos de ella y sus compañeros, se debieron a la política educativa que impulsa el Gobierno sandinista, que permite que los jóvenes puedan estudiar gratuitamente.

Cada año hemos visto el cambio que ha tenido el colegio, hemos visto mucho avance en la capacitación de los maestros, y nosotros, como estudiantes, vemos esos cambios y avances, también está las mejoras técnicas educativas, la pedagogía ha sido exitosa y nos sirvió bastante para desarrollar nuestro aprendizaje, añadió Ángela.

Los padres durante toda la promoción se mostraron felices y orgullosos de sus hijos, pues cada esfuerzo hecho por sacarlos adelantes se concretó con esta promoción y poder pasar al sistema superior.

Don Rafael Mora, padre de Ángela, estaba muy emocionado y eso lo patentizó con sus palabras. No dudó en felicitar a los docentes porque considera que son parte fundamental en los éxitos de los muchachos.

Como padre de familia me siento muy emocionado y doy gracias a Dios que se pudo lograr esta meta que mi hija ganara la excelencia académica, todos son competidores y alguien tenía que ganar y le tocó a mi hija que se esforzó mucho para alcanzar ese triunfo, dijo Rafael.

Este padre patentizó que en este colegio su hija no solamente aprendió en lo educativo, sino que también fortaleció los valores de la solidaridad, el amor y el compañerismo.

Este es un colegio muy excelente y lo recomiendo para otros padres, porque no solamente aprendió el conocimiento secular, sino también fortaleció sus valores que son muy importantes en la sociedad, puntualizó Rafael.

En esta promoción también alcanzó el titulo de bachiller la joven ciega Milagros Benedith, una estudiante que cada año logra alcanzar la excelencia académica.