El delegado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo (FARC- EP) en el proceso de paz que se lleva a cabo en Cuba, Andrés París, afirmó que el acuerdo al que llegó la agrupación con el Gobierno de Juan Manuel Santos sobre el tema agrario, debe verse como “la puerta de entrada para tratar los demás puntos de la agenda pactada”.

“Es la puerta de oro que nos permite entrar a tratar los otros puntos de la agenda”, expresó. Al tiempo que agregó que es una muestra importante para que la derecha colombiana, que no creía en el proceso, vea que hay algunos adelantos.

“Hoy estamos menos lejos de firmar la paz”, manifestó París y reiteró lo dicho por el jefe negociador de la guerrilla, Iván Márquez, quien aseguró que hay algunas salvedades en el primer punto de la agenda que serán tratadas a medida que se vayan revisando otros asuntos.

París indicó que se logró “tomar el toro por los cuernos” y demostrar que el problema del campo no se resuelve por la vía militar sino con reformas y aspectos complementarios desde lo económico y social, “se comienza a dejar de ver al campesino como objetivo militar”.

En cuanto a las críticas que han recibido los diálogos por parte de los ganaderos del país, aseguró que es importante que “el sector propietario deje de ser utilizado como resorte de violencia en el país” y por ello invitó a los propietarios a tener voluntad de cambio.

En lo referente al segundo punto de la agenda, sobre participación política, adelantó que lo primero que harán será estudiar las 900 propuestas recogidas en el foro organizado por la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Universidad Nacional en Bogotá sobre este importante tema para llegar al fin del conflicto armado.

La víspera, las FARC y el Gobierno de ese país suramericano firmaron el primer acuerdo alcanzado en el marco de las negociaciones de paz iniciadas el pasado octubre y cuyo primer ciclo se centró en el problema de la tenencia de tierras.

Después de un poco más de seis meses de iniciado formalmente el proceso de paz en Cuba, ambas partes aseguraron este domingo en una rueda de prensa que ya existe un acuerdo formal y que por ende, se podrá continuar con las negociaciones.

Las partes informaron que se llegaron a acuerdos en temas como el acceso y uso de la tierra; manejo de tierras improductivas; formalización de la propiedad; frontera agrícola, y, entre otros temas, además de protección de Zonas de Reserva Campesina.

Gobierno y FARC enfatizaron que en esta etapa de la negociación "no solo hemos discutido el tema agrario", pero indicaron que para la discusión de lo que falta de la agenda "avancemos con mayor celeridad en la búsqueda de acuerdos".

También anunciaron que el próximo 11 de junio comenzará el décimo ciclo de conversaciones, durante el cual se abordará el tema de participación política, segundo en la agenda de negociación.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, expresó en la red social Twitter su satisfacción por el acuerdo alcanzado y señaló que "continuaremos con el proceso con prudencia y responsabilidad".

"Celebramos, de veras, este paso fundamental en La Habana hacia un pleno acuerdo para poner fin a medio siglo de conflicto", difundió en la cuenta @JuanManSantos.

Las conversaciones por la paz en Colombia iniciaron el pasado octubre en Oslo (Noruega) y luego fueron trasladadas a La Habana, donde se desarrollan desde noviembre con Venezuela y Chile como países acompañantes.

Posterior a resolver el conflicto agrario, en la agenda de negociación quedan pendientes los temas de las drogas ilícitas, el abandono de las armas y las víctimas del conflicto armado.