Con la puesta en escena de la obra “El hechicero solitario” el Centro Educativo Años Mágicos dio por concluido su año de curso y celebró a su vez el 11 aniversario de la fundación del Psicoballet en Nicaragua, tiempo durante el cual han logrado integrar a diversas tareas a niños y jóvenes con discapacidad.

Más de 40 estudiantes del centro se presentaron en la sala de teatro de la Cinemateca Nacional, donde junto a sus padres disfrutaron de los avances que han alcanzado en sus terapias, las que les han permitido interactuar y conocer a más compañeros.

Luz Patricia López, directora del centro, enfatiza que la obra muestra cómo fortalecer en los estudiantes el amor a la naturaleza. Cada uno de ellos representó a las aves y los árboles, pero también, aprendió cómo el amor y la aceptación conlleva a un desarrollo feliz.

El Psicoballet contribuye en la parte afectiva y emocional, en la superación de problemáticas de nuestros alumnos con discapacidad, contribuyendo así a la integración social. Hoy vemos jóvenes y niños cuyo talento es grandioso y que desempeñan un rol diferente”, enfatizó.

cdi

El centro cuenta con el apoyo de Psicoballet Cuba, a cargo del licenciado Alexis Fernández, quien enfatizó que gracias a este programa los estudiantes y sus familiares demuestran resultados positivos.

Nosotros a través del Psicoballet brindamos cuatro categorías de tratamiento: curación, rehabilitación, habilitación y reeducación, lo cual nos permite involucrar a los padres desde cada una de las etapas y eso permite fortalecer los lazos familiares”, subrayó.

cdi

cdi

cdi