Como parte del Primer Simulacro Regional de Asistencia Humanitaria "Centroamérica Unida, salvando vidas”, se instaló la base de operaciones conformada por cada país que vino en apoyo a la situación de emergencia ante el hipotético terremoto que dio contenido al ejercicio, funcionando como retaguardia de todos los equipos nacionales.

El campamento de las delegaciones internacionales especializadas en rescate de infraestructura colapsada se ubica en el campo de fútbol de la UNAN‑Managua, mostrando sus capacidades en conjunto para apoyar al país en la supuesta emergencia.

El compañero Guillermo González, codirector de Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), compartió que cada equipo trae su logística, como tiendas de campaña, camas, agua, sanitario y alimentos con los que pueden sobrevivir de 7 a 8 días.

Con este componente lo importante es juntar equipos, para aprender a trabajar juntos, desde el nivel comunitario hasta el nivel nacional, dijo.

Claudia Herrera Melgar, secretaria ejecutiva Cepredenac, mencionó que esta base de operaciones es una fuerza de tarea centroamericana, una fuerza de rescate de respuesta que nos va a permitir dar acompañamiento a un país afectado de forma eficaz y oportuna.

Vemos como cada uno de los países vinieron con todo su equipamiento, logística, áreas de coordinaciones y un equipo humano fortalecido, que desde Cepredenac ha venido desarrollando estos esfuerzos, añadió.

El objetivo es que a partir de las fortalezas y retos que hemos identificado en este ejercicio de simulacro, podamos seguir potenciando estas capacidades, para que estas fuerzas de tarea centroamericana se consolide y podamos contar con un grupo fortalecido, que pueda asistir en una respuesta ágil, oportuna y expedita, agregó.

Dijo que realmente el equipo de Sinapred y el Gobierno actúa como sistema de manera comprometida y entregada, todo este equipo liderado por el presidente Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo entregaron todo su esfuerzo, empeño y dedicación y valoramos que, el éxito de este ejercicio está basado en esa entrega”.

Melgar resaltó que las lecciones son estratégicas, valiosas y dejan muchas fortalezas, esto nos permite ver las capacidades como sistema nacional y regional, como un sistema de integración centroamericana, dispuesto a la asistencia humanitaria, que nos permitirá salvar vidas.

William Hernández del Grupo de Búsqueda y Rescate Urbano de Costa Rica, detalló que el tipo de campamento que han instalado tiene un propósito específico, probada en eventos reales, el acomodo tiene que ver con diferentes condiciones climáticas.

Un simulacro regional es importante para toda la región, a fin de mejorar las capacidades del país, con un tipo de movilización en el que todo el equipo hace el proceso migratorio aduanero por todos los países, señaló.

Al concluir el recorrido por el campamento, se realizó un intercambio de experiencias con invitados especiales de la UNAN‑Managua.