Según el titular del Mific, Orlando Solórzano, Nicaragua estaría importando este año 1 mil 900 toneladas de pollo americano, adicionales al contingente ya establecido en el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (DR-Cafta).

Solórzano  manifestó que el producto llegará a los comerciantes a un precio de 17.5 córdobas por libra “a efecto de que le legue al consumidor a un precio máximo de 20 córdobas” en el caso de “los mercados populares”.

Este precio, según dijo el ministro, se mantendrá a lo largo de todo el año.

Los comerciantes y los productores avícolas dijeron sentirse satisfechos ya que esto garantiza no solamente precios accesibles a los consumidores sino también la estabilidad del sector.

“Todas las partes vamos a trabajar e impulsar para que el pollo solidario llegue a los mercados de Managua y a los mercados de los departamentos” a un precio de 20 córdobas, indicó Jorge González, presidente de la Asociación de Mercados de Nicaragua.

González alabó el mecanismo de diálogo para llegar a un consenso, tal y "como ha sido el estilo de este gobierno nuestro”, afirmó.

Igual se refirió el presidente de Anapa, Alfredo Vélez, quien cree que esto no afectará a la industria nacional. “El ministro ha sido claro de que es importante de que el pollo esté abastecido a precios bajos en los mercados y que la única manera en que el gobierno ve eso es con esta importación de pollo americano “, explicó.

“Nosotros creemos que la industria nacional tiene limitada su afectación y que el gobierno está haciendo un balance en la posición de la industria de no afectar la inversión, la producción y el empleo”, manifestó el presidente de los empresarios avícolas.