Una riquísima taza de café, puede levantarte el ánimo cada mañana y activar tus energías positivas para un buen día, ese olorcito y exquisito sabor que comparten las familias en todas partes de nuestro país se saborea verdaderamente si el café que tomas es Café Doña Otilia”.

Cosechado en las tierras de Dipilto, Nueva Segovia, tostado, procesado y empacado de manera cien por ciento artesanal, garantiza el buen sabor del café nicaragüense, además del bienestar de sus consumidores, principalmente de la Gran Sultana donde este producto ha logrado un importante espacio.

Café Doña Otilia es un emprendimiento que nació hace aproximadamente tres años, como un pequeño proyecto de los jóvenes Tatiana López y Álvaro Medina, quienes han logrado incluso hacer uso de las herramientas de marketing para promocionar este producto gracias a las capacitaciones que han recibido por parte de instituciones como el Ministerio de Economía Familiar.

Estos jóvenes han iniciado ofertando su café en los hoteles, amistades, e instituciones, y esperan seguir creciendo, incluso llegar a exportar este producto a otros países.

cafe

Álvaro Medina recuerda que antes la familia de su esposa hacía este trabajo, lo comercializaban a cooperativas, pero no contaban con una marca, y fue entonces que surgió la idea de crear Café Doña Otilia, nombre de la abuela de Tatiana.

Nuestro café es orgánico, no tiene químicos, nuestro café te ayuda a obtener una buena digestión, reduce la diabetes, el dolor de cabeza, y te da mucha energía al tomarlo iniciando el día”, expresó Medina.

Álvaro invita a la población granadina y nicaragüense a deleitarse con una taza de café de Doña Otilia, para que sientan no solo el riquísimo sabor y olor que se siente al momento en que se está preparando, sino de la paz y tranquilidad cuando se lo está tomando.

Una de mis metas es exportar a nivel nacional e internacional. Tengo mucha fe en que nuestro producto no solo va a llegar a nivel de población, región o país, supermercados... Tengo la esperanza de exportar a clientes europeos, porque ellos buscan y gustan mucho del café orgánico”, expresó Medina.

Tatiana junto a Álvaro pesan, empacan y sellan las presentaciones de una y media libra de café, para luego ofertarlo al público. Desde el tostado hasta el sellado del empaque, este producto artesanal es verdaderamente una exquisitez.

Nosotros comenzamos ofertándoselo a nuestras amistades, pero más adelante queremos hacerlo más grande, ampliarnos, distribuirlo en hoteles, restaurante e incluso fuera del país”, dijo López.

Empiecen a consumir Café Doña Otilia, porque no es lo mismo que te lo presente, a que lo probés, porque cuando lo probás, sentís su sabor y aroma bien riquísimo y te aseguró que te vas a enviciar con el café”, aseguró Tatiana López.

Café Doña Otilia lo encuentras en Calle el Hormiguero y en Valle de Granada, al igual que a través de las redes sociales, desde donde también puede adquirir más información y hacer tus encargos.