Fortunatus Nwachukwu, nombrado por el Papa Emérito Benedicto XVI Nuncio Apostólico en Nicaragua, manifestó que Su Eminencia, Cardenal Miguel Obando y Bravo, a sus 28 años de vida cardenalicia, sigue representando la figura de la Paz en este país.

“Es una figura de la Paz, porque es una persona que ha acompañado este país en sus momentos de dificultad y tribulación, y digamos también momentos de transformación, que ha participado, en lo que yo llamaría ‘la transformación en favor de la Paz’, expresó.

El Nuncio Apostólico externó sus mejores deseos para el Cardenal Miguel, un "Hombre de Paz", deseo mismo que sale de las bienaventuranzas de Jesús.

Nwachukwu indicó que nadie puede negar el hecho que le Papa Juan Pablo II amaba mucho a América Latina, “y que este amor era recíproco que ha quedado hasta hoy, y este es un amor que se encuentra encarnado por la figura del Cardenal Obando, que también fue uno de los motivos por los que el Santo Padre visitó esta nación”.

“Bienaventurados los oradores de la Paz, porque son hombres de Dios, y él es un típico orador de la Paz. El Cardenal (Miguel) ha sido quien ha acompañado las transformaciones, los cambios, y en este país él ha vivido en su piel las transformaciones que se han dado entre la primera visita y la segunda visita (del Papa Juan Pablo II)”, señaló.

Destaca tiempos de Paz y Reconciliación en Nicaragua

El líder religioso, quien antes de fungir como Nuncio Apostólico en Nicaragua, fue Jefe de Protocolo de la Secretaría de Estado en el Vaticano, destacó que ahora que este país vive tiempos de Paz y Reconciliación, el Cardenal Miguel sigue jugando un papel importante.

“Yo creo que el Cardenal Obando ha vivido en su persona, y se puede decir también que acompañado de este país, en sus momentos y en su vida de transformación, pasando por momentos difíciles, llegando a estos momentos de Reconciliación y de Paz que se están viviendo”, expresó.

El Nuncio Apostólico en Nicaragua, detalló que hace apenas unos días acaba de encontrase con su Eminencia, Cardenal Miguel.

“Lo encontré apenas hace dos días y lo he visto, está gracias a Dios todavía muy lúcido, y es nuestra oración, que una figura pueda también seguir siendo un punto de referencia para aquellas personas que quieren la Paz, y que quieren un diálogo en este país. A nivel personal, yo tengo admiración por una persona quien ha vivido, ha sufrido por la iglesia y por su país, como es la figura del Cardenal (Miguel)”, indicó.

Nwachukwu explicó que la relación que actualmente existe entre el Cardenal Miguel Obando y el Papa Francisco, es de suma confianza y fraternidad, debido a que el Cardenal de la Paz es como un Consejero de Su Santidad; además destacó que él, como Nuncio Apostólico en Nicaragua, es como un puente visible entre el Cardenal Miguel, el Gobierno Central, las familias nicaragüenses y el Santo Padre Francisco.