Tomás Valdez, integrante de la comunidad cristiana San Pablo Apóstol, estuvo en la Revista en Vivo con Alberto Mora de Canal 4 y explicó que los templos son espacios comunes para el encuentro, donde los cristianos juntos como hermanos convivamos en la fe, en oración.

Agregó que así lo hicieron ellos recientemente, como comunidad, desarrollando una jornada de oración, canto y recogimiento espiritual en la Catedral Metropolitana de Managua, “una acción que establece un derecho a hacer uso de los templos que han mantenido secuestrada la fe y los templos para uso de pequeños grupos que han generado violencia y odio”.

Explicó que fue una acción espontánea donde el pueblo, los barrios, se movilizaron a la Catedral de Managua.

Cuando entró el hermano Rafael con todos los hermanos y hermanas que íbamos a orar, en un son de burla como hace un sacerdote de Masaya, nos estaba bendiciendo, y yo sentí que en su sentimiento estaba haciendo una burla para nosotros, así lo sentimos los cristianos, sin embargo, nosotros que somos tolerantes no como ellos que son intolerantes, entramos al templo”, subrayó.

Estuvimos desde las 2 de la tarde. Llegamos a orar, a cantar, a un recogimiento espiritual”, reiteró.

Dijo que la comunidad unida se mantuvo en oración en las bancas delante del púlpito y jamás subieron a este, como algunos medios manipularon mostrando una imagen en la que aparecen golpistas que en abril de 2018 profanaron el altar mayor, durante su intento de golpe de estado, mostrándolos como si se tratara del grupo de católicos que el mertes 19 de noviembre se reunieron espontáneamente en la Catedral de Managua.

Nosotros jamás subimos a las gradas que llevan a la piedra de ara, que es donde se hace toda la liturgia, jamás. Sin embargo, ayer que estuvimos en un canal que es afín a los golpistas y a la extrema derecha que quiere destruir nuestro país, presentaron como evidencia un video que les rebotó en la cara, porque era un video donde había gente encapuchada, tapada la cara porque tienen algo que ocultar, armados, y estaban en la piedra de ara, en las gradas, nosotros nunca subimos las gradas”, señaló Valdez.

Nosotros entramos con nuestros rostros, limpios, sin engaño, con amor y fe, buscando la paz de nuestro país”, puntualizó.

Finalmente dijo que hay 153 municipios en el país y reiteró que en la mayoría de ellos hay sacerdotes que no se han dejado llevar por el odio y la violencia, pero hay un grupito que si se ha dejado.

“Queremos, a partir de este momento halla en la iglesia un proceso de expiación, hacer comunión con Dios para que los pecados y las faltas que hemos cometido nosotros sintamos liberación. Que se liberen sus corazones y su mente para que expíen todas las acciones que han hecho”, subrayó.