El Ministro de Hacienda y Crédito Público, compañero Iván Acosta rechazó en nombre del Gobierno Sandinista, que se esté trabajando en la Asamblea Nacional alguna ley o iniciativa de reforma que establezca el incremento de impuestos al combustible. El rechazo a esta información falsa fue también patentizado por los diputados del FSLN en la Asamblea Nacional.

Acosta indicó que no es prioridad del Gobierno Sandinista que preside el comandante Daniel Ortega Saavedra, crear impuestos para encarecer la vida de [email protected] nicaragüenses. Agregó que una de las principales características del gobierno, es trabajar en concertación y en unidad con los diferentes sectores del país, incluyendo empresarios y trabajadores.

“En los últimos tres años o cuatro años, la política tributaria del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional que preside el comandante Daniel Ortega, se ha trabajado concertado y bajo consenso, como ustedes han observado en la Ley de Concertación Tributaria del 2012, es una ley donde todos los tributos, todos los impuestos, todas las tasas, lo hemos trabajado de manera armonizada, concertada y acordada”

Sostuvo que esta política económica ha permitido mantener una estabilidad macroeconómica, misma que ha generado confianza a todos los agentes económicos del país y de inversionistas extranjeros.

“En la política fiscal, económica del gobierno del Presidente Ortega, no es prioridad trasladar impuestos a la mayoría de nuestro pueblo, por lo tanto lo que hemos leído, claro hemos leído versiones de distintas fuentes y queremos decir que lo que tiene que ver con la noticia de hoy, que tiene que ver con impuestos a los hidrocarburos para el FOMAV no está en discusión, no es un tema que se está abordando aquí en el Ministerio de Hacienda, (ni) en el Gabinete Económico. No hay ningún tributo adicional”, subrayó Acosta.

En tanto el coordinador de la bancada sandinista Edwin Castro, dijo que el pueblo nicaragüense una vez más fue sorprendido con una noticia fuera de toda realidad, por lo que rechazó las informaciones en torno a la creación de un nuevo tributo a los hidrocarburos.

Información peligrosa

“Queremos dejar bien claro que para subir un impuesto, únicamente se sube por una ley o una reforma aquí en la Asamblea Nacional y al día de hoy no tenemos ninguna iniciativa de alterar ningún impuesto y mucho menos el impuesto al combustible, porque esto es meter zozobra en el pueblo nicaragüense”, dijo Castro al desmentir las aseveraciones de un medio escrito que a grandes titulares afirmó que subirían los impuestos a los hidrocarburos.

El legislador calificó la información de peligrosa, pues la misma puede causar un incremento artificial de precios.

“Queremos categóricamente desmentir, nosotros no tenemos ninguna información, repito, de aumento de precios, además no es política del Presidente Daniel Ortega de aumentar impuestos al combustible, muy al contrario, ustedes han sido claros de la política de subsidio que ha mantenido, el subsidio de transporte en Managua”, repitió Castro al demandar al medio que publicó la información falsa de “jugar limpio con el pueblo de Nicaragua”.

En iguales términos se refirió el diputado y presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional Walmaro Gutiérrez, quien señaló que el Gobierno Sandinista ha sido muy responsable con los temas de estabilidad macroeconómica, fiscal, tributaria y monetaria.

Recordó que hace poco se logró aprobar una reforma a la ley de concertación tributaria, en la que no se tocó bajo ninguna óptica el tema de aumentar impuesto al combustible.

“Hay que tener mucha mesura con el manejo de estos temas, porque tanta afectación se da con incrementar un impuesto, como con hacerle creer a la población de que viene un incremento de impuesto, porque eso significa estar promoviendo de manera artificial una escalada alcista de manera sistémica en todos los precios, y eso es algo que desde ningún punto de vista fomenta el gobierno del Presidente Ortega”, declaró Gutiérrez.

Un medio escrito tituló en su portada, que el gobierno trabaja una reforma dirigida a la Ley de Creación del Tributo Especial para el Financiamiento del Fondo de Mantenimiento Vial, información que es rechazada por las autoridades del gobierno sandinista que la calificaron de falsa y peligrosa.