El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, aseguró este viernes que en su país ya no es el capital financiero quien tiene el poder, sino el pueblo, en el marco del acto de su toma de posesión para el período 2013-2017, tras haber sido reelecto en los comicios del pasado 17 de febrero con el 57,17 por ciento de los votos en la primera vuelta.

Correa sostuvo que el país le pertenece al pueblo y no a grupos de pequeñas élites. “La patria es de todos, de los mas pobres. Tendremos muchos errores, pero quien ahora manda es el pueblo ecuatoriano, no las élites. Nadie está aquí por ambiciones personales. Estamos para servir a nuestro pueblo”.

Asimismo, convocó a concluir la tarea iniciada por los libertadores erradicando la pobreza para alcanzar una "segunda y definitiva independencia". Según los últimos datos oficiales anunciados por el presidente, la pobreza en Ecuador se redujo en ocho puntos y la erradicación del trabajo infantil permitió que medio millón de niños dejen de trabajar.

Destacó la importancia de la inversión pública y recalcó que en Ecuador "la inversión se convierte en vialidad, en prevención contra riesgos, en justicia, en infraestructura eléctrica (…) Ahora se invierte más en educación y salud. La asignación presupuestaria demuestra las relaciones de poder al interior de un país, los datos demuestran que en Ecuador ya no manda el capital financiero, ni las oligarquías, aquí manda el pueblo", enfatizó.

“Vencer la pobreza debe ser el imperativo moral (...) Somos de los tres países con menor desigualdad junto con Venezuela y Uruguay”, puntualizó y destacó que Ecuador está a la vanguardia en políticas de inclusión.

El jefe de Estado valoró los avances de su nación en lo económico y social. “Es indudable que el país avanza hacia el buen vivir, Ecuador posee una de las economías más dinámicas”, afirmó.

El evento de juramentación del mando presidencial contó con la asistencia del Gabinete Ministerial, el Gabinete Ampliado y el Alto Mando Militar.

Además, también asistieron una decena de jefes de Estado de todo el mundo. Entre los que destaca el presidente de Haití, Michel Martelly; de Georgia, Mikhail Saakashvili; de Bolivia, Evo Morales; de Costa Rica, Laura Chinchilla; de Honduras, Porfirio Lobo; de Chile, Sestián Piñera; de Venezuela, Nicolás Maduro; de República Dominicana, Danilo Medina, y de Colombia, Juan Manuel Santos. Así como el Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, en representación de España.

El acto inició con el ingreso del Pabellón Nacional, el Himno Nacional y el discurso de la presidenta del Parlamento, Gabriela Rivadeneira, quien tomó el juramento del Jefe de Estado, así como a Jorge Glass en calidad de vicepresidente.

En la noche, Correa realizará otro acto de posesión en el Centro de Eventos del Parque Bicentenario, junto a la presencia del pueblo organizado. Finalmente, a las 21H00 (02.00 GMT del sábado) se realizará una recepción en el Palacio de Gobierno, en honor a las delegaciones especiales que asistan a la posesión.

Este será el segundo mandato consecutivo de Correa, quien llegó a la presidencia en 2007, aunque dos años más tarde reformó la Constitución y fue ratificado en el cargo por un período de cuatro años, que finaliza este viernes. Además del triunfo, su partido, Alianza País (AP) obtuvo en los comicios generales 100 de los 137 escaños de la Asamblea.