Intervención de la delegación de Nicaragua
en la Reunión del Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral (CIDI-OEA) sobre competitividad, REALIZADA EL JUEVES 14 DE NOVIEMBRE DE 2019

Muchas gracias señora Presidenta.

El Gobierno de Nicaragua agradece a la Presidenta del CIDI, Embajadora Rita Claverie, la convocatoria de esta importante reunión y toma nota de las presentaciones realizadas por funcionarios de la Secretaria General e invitados especiales que nos acompañan.

El gobierno de Nicaragua dirige sus esfuerzos a la construcción de un nuevo modelo de desarrollo económico enfocado en la reducción de la pobreza, el mejoramiento de las condiciones de vida de las familias nicaragüenses y el desarrollo de las fuerzas productivas del país. En este marco de acción, estamos comprometidos en fortalecer la competitividad de pequeños y medianos negocios, verdaderos motores de la economía nacional de nuestro país.

Contamos con un Plan Nacional de Desarrollo Humano, que ha permitido la articulación de las políticas públicas con las prioridades nacionales en concordancia con los recursos de la cooperación externa provenientes de países hermanos y organismos financieros internacionales. Los importantes avances socioeconómicos obtenidos por Nicaragua han merecido el reconocimiento mundial de prestigiosos Organismos Internacionales.

En cuanto al desarrollo de la Economía. El Banco Mundial señala que en el 2011, el crecimiento alcanzó un record del 5,1%, manteniéndose estable en los años posteriores, y más reciente un crecimiento del 4.7% y 4.5% en 2016 y 2017, respectivamente.

En el 2018, el pronóstico se situó en 4.4% ubicándola en el segundo lugar de crecimiento entre los países de Centroamérica, con perspectivas favorables para la inversión extranjera directa y el comercio, avance que intentaron frenar en abril del 2018 grupos golpistas que no tuvieron éxito.

Asimismo el Fondo Monetario Internacional (FMI) indicó que “El desempeño de la economía en 2017 rebasó las expectativas y las perspectivas para el 2018 son favorables” estimando junto al Banco Mundial un crecimiento del 4.5% durante 2017 y del 4.3% para el 2018, colocando a Nicaragua entre los primeros países de Latinoamérica y Centroamérica.

Actualmente la pequeña y mediana empresa ha cobrado mayor importancia en Nicaragua jugando un papel estratégico para la reactivación de la economía nacional. Según un estudio del Banco Mundial las Mipymes generan 1,6 millones de empleos en Nicaragua y contribuyen al 40% de las exportaciones y al 35% del Producto Interno Bruto.

En el ámbito de la construcción de infraestructuras, Nicaragua figura como el quinto país de América Latina y el primero en Centroamérica con las carreteras de mejor calidad.

El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional ha priorizado la conectividad de la red vial del país por su importancia estratégica para el fortalecimiento de la competitividad, la atracción de nuevas inversiones y el mejoramiento del clima de negocios en Nicaragua.

En este sentido nuestro país avanzó 10 posiciones en el Informe de Competitividad Global del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés). Dicho ranking comprendido del período 2017-2018, señala que Nicaragua logró ubicarse entre los tres países de América Latina que mostraron mayores avances en su competitividad.

Otro aspecto importante para la competitividad ha sido el desarrollo del sector energético. Nicaragua ha logrado un avance significativo en la cobertura eléctrica al pasar del 54% en el año 2006 al 96.8 % en septiembre del 2019.

Mientras, en el uso de fuentes de generación de energía limpia hemos pasado del 26% en 2006 a más de 62% en el presente año. Todos estos logros han sido posibles gracias a la voluntad política del Presidente de la República Comandante Daniel Ortega y la Vicepresidenta Rosario Murillo, quienes en el término de 10 años han hecho una fuerte inversión pública trayendo grandes beneficios a la población y especialmente a los sectores históricamente marginados.

Creemos que tenemos muchos desafíos y oportunidades en el tema de la competitividad y que aún nos queda mucho camino por recorrer.

Retomamos las palabras del Papa Francisco cuando dijo que “el capitalismo salvaje ha enseñado la lógica de las ganancias a cualquier costo, de dar con el fin de obtener, sin pensar en la explotación de las personas. El culto al dinero y la dictadura de la economía”. Nicaragua cree y seguirá creyendo en que otro modelo es posible. Más inclusivo, justo y próspero para todos y no solo para unos cuantos.

Muchas gracias señora Presidenta.