El Gobierno Sandinista que dirige el Comandante Daniel Ortega Saavedra, ya remitió ante la Primer Secretaria de la Asamblea Nacional, compañera Alba Palacios, la iniciativa de reforma a la Ley de Estabilidad Energética, misma que garantiza el subsidio a un poco más de 800 familias pobres que consumen menos de 150 kilovatios de electricidad al mes.

El coordinador de la bancada sandinista Edwin Castro, afirmó que esta ley podrá ser aprobada en la próxima sesión legislativa programada para la semana venidera.

“Ahí está claramente lo que el presidente Daniel Ortega está mandando a Nicaragua, no está pensando en disminuir el apoyo a la gente más pobre de este país. Este un gobierno que trabaja con el pueblo y para el pueblo, este es un gobierno consciente de las necesidades de la inmensa mayoría de la población y por tanto trata de proteger los intereses de esta inmensa mayoría”, valoró el legislador sandinista al subrayar el impacto de la medida, que también ha sido apoyada por la empresa privada, las familias y las diversas organizaciones de defensa al consumidor.

El Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada José Adán Aguerri, durante una conferencia de prensa, destacó como positiva la decisión gubernamental e hizo un llamado a la población a promover el ahorro de energía en sus hogares, pues no hacerlo produce que se eleve el costo para aquellos que sobrepasan los 150 kilovatios al mes.

“En relación al tema del subsidio, es una decisión que obviamente le corresponde al gobierno tomar, que es una decisión por supuesto toma en cuenta la realidad de esa gran cantidad de usuarios que están dentro del nivel de los 150 kilowatts para abajo, que al final representan el 80 por ciento de los consumidores de este país, lo que nosotros tenemos que señalar en este sentido, que debe haber un esfuerzo paralelo de parte del gobierno (…) a que la gente ahorre energía”, dijo Aguerri.

Puntos importantes de la ley de estabilidad energética

La iniciativa presentada por un funcionario de la Secretaria de la Presidencia, establece que el subsidio se garantiza mediante una reforma al Presupuesto General de la República de unos 12 millones de córdobas. Una vez aprobada la reforma a la Ley 554, el subsidio será garantizado hasta el 15 de agosto del 2015.

También la propuesta contempla sanciones para aquellas personas que de forma fraudulenta logran obtener energía eléctrica. Igualmente la ley establece la obligatoriedad a la empresa de distribución TSK-Melfosur, para que en un periodo de cinco años invierta unos 75 millones de dólares en la mejora del sistema eléctrico.

“Por orientaciones del Presidente de la República, Daniel Ortega Saavedra, le remito exposición de motivo, fundamentación y texto de la iniciativa de la Ley de reforma y adicciones a la Ley No. 272, Ley de la Industria Eléctrica; y a la Ley No. 554, Ley de Estabilidad Energética; y reforma a la Ley No. 661, Ley para la distribución y el uso responsable del servicio público de la energía eléctrica; y a la Ley No. 641, Código Penal; para que se le dé el trámite correspondiente”, cita la propuesta, misma que es firmada por Paul Oquist, Secretario Privado para Políticas Nacionales.