El embajador de la República China (Taiwán) Jaime Chin Mu Wu, su esposa Cindy Wu y la alcaldesa de Managua, compañera Reyna Rueda, entregaron este jueves la vivienda digna número 187 que benefició a la señora Jessica Ramona Araica Martínez en el barrio Monseñor Lezcano.

La protagonista agradeció primero a Dios, después al Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, a la Alcaldía de Managua y al pueblo y gobierno de Taiwán porque gracia a ellos ya cuenta con una nueva vivienda segura.

“Yo le pedí a Dios que me permitiera el milagro de obtener una nueva casa y él me lo concedió y esto es una bendición”, dijo la protagonista quien reside de la estatua de Monseñor Lezcano cuadra y media al norte.

Recordó que cada vez que llovía el agua se le metía a la casapero ahora ya puedo estar tranquila y no tengo miedo de que se vaya a caer porque es una casa nueva”.

CASA1

"La vivienda anterior es una herencia de su bisabuela quien construyó la casa en tiempos del gobierno de José Santos Zelaya", dijo.

La alcaldesa capitalina compañera Reyna Rueda dijo que el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional va cumpliendo todos los compromisos adquiridos y recordó que la casita que tenía doña Jessica había sido construida desde 1920 y “por lo tanto la casa ya estaba deteriorada”.

Entregar esta vivienda nueva “es parte del modelo que impulsa nuestro gobierno, es parte de las atenciones que se les brinda a las familias en eventualidades".

Desde el 2018 en el barrio Monseñor Lezcano del distrito II de Managua “a la fecha hemos entregado 22 viviendas y “por lo tanto seguimos avanzando con el acompañamiento indiscutible del pueblo y gobierno de la República China (Taiwán)”.

CASA1

El embajador taiwanés recordó que la vivienda anterior “casi vivió 100 años y el inmueble ya se estaba deteriorando y ahora con esta nueva casa restituida ya la familia va a vivir sin preocupaciones”.

“Para las familias no hay cosa más importante disponer de una vivienda segura y así se puedan desarrollar en la vida cotidiana con su familia y esto es un esfuerzo conjunto del Gobierno de Nicaragua, la Alcaldía de Managua y Taiwán”, añadió el diplomático.