La presencia cercana de una onda tropical que se encuentra sobre Panamá, asociada a un sistema de bajas presiones sobre el país, podría permitir condiciones favorables en los próximos dos a tres días para que se instalen las primeras lluvias del presente invierno, confirmó la ingeniera Salvadora Martínez, de meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales.

La compañera Martínez explicó que a partir de la tarde de ayer cambiaron las condiciones climáticas y eso permitió que los sistemas asociados con bajas presiones hicieran un efecto sobre Nicaragua, como es que se instalara la zona de convergencia intertropical sobre el litoral del Pacífico nicaragüense.

Así mismo destacó que se registró la aproximación de una vaguada de la parte sur de México, la que llegó hasta el norte de Centroamérica, lo en cierta forma incidió en que también las presiones se mantuvieran bajas, a partir de la tarde de ayer, con lo que se presentó un aumento de nubosidades, así como precipitaciones dispersas en el occidente y zona sur del Pacífico del país.

Señaló que además hubo lluvias con acumulados poco significativos en las regiones norte y central de Nicaragua en el día martes, en tanto que en horas de la mañana del miércoles hubo lluvias aisladas en Chinandega y Corinto, así como en San Carlos, Río San Juan y en Nandaime.

Onda tropical podría llegar a Nicaragua entre jueves y viernes

Reiteró que si las condiciones se mantienen y la onda tropical que se encuentra sobre Panamá mantiene su estructura por las próximas 24 horas, el fenómeno podría llegar hasta Nicaragua entre la noche del jueves y el día viernes.

La compañera Martínez manifestó que las precipitaciones registradas entre el martes y miércoles no han tenido grandes acumulados, sino que han sido muy débiles y se espera que en las próximas horas se mantendrán nubosidades sobre el país, así como precipitaciones aisladas con mayor probabilidad en horas de la tarde y de la noche, e incluso podrían haber tormentas eléctricas en el Pacifico Central.

La compañera Martínez insistió en que la probabilidad de lluvias dependerá que tanto los sistemas meteorológicos generadoras de lluvia se sigan acercándose a Nicaragua en próximos dos a tres días y si persisten las condiciones de bajas presiones.