Con una conferencia educativa brindada a estudiantes de la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (Marena) celebró el Día Internacional de la Diversidad Biológica.

La conferencia fue dictada por el vice titular del Marena, Roberto Araquistáin, quien señaló que indudablemente el cuido de la Madre Tierra demanda también el cuido de la diversidad.

“Esto es parte de toda esa alegría, de todo ese amor que debemos demostrar nosotros por nuestra Madre Tierra, por nuestra tierra Nicaragua, por la cual ha muerto tanta gente y por la cual ha luchado tanto gente”, indicó Raquistáin, quien instó a promover un cambio de cultura ambiental para así heredar a las futuras generaciones una naturaleza más sana.

El vice ministro manifestó que Nicaragua por ser el centro de corredor biológico mesoamericano tiene una alta biodiversidad.

El funcionario del Poder Ciudadano refirió que la diversidad biológica no solamente está en lo que se presenta fácilmente a la vista, sino que también está en la microbiodiversidad presente en los suelos y que es por donde la Madre Tierra transmite su voluntad de seguirnos alimentando a los seres vivos.

“Por eso es que nosotros decimos que el Día de la Biodiversidad tenemos que celebrarlo todo el año, porque ese es el nacimiento de esa nueva revolución en la cual está involucrada la Madre Tierra”, destacó.

Explicó que para la protección y defensa de la biodiversidad, sobre todo de las zonas protegidas con las que cuenta el país, el gobierno ha apostado al fortalecimiento de las comunidades locales.

“Estamos tratando de cambiar esa cultura que nos ha llevado a destruir de forma irracional nuestros recursos, nuestros suelos, y de esa forma nosotros estamos trabajando para fortalecer estos gobiernos, para que las comunidades indígenas se empoderen, para que las comunidades mestizas se empoderen”, dijo, destacando la importancia de abrir mecanismos alternativos al uso indiscriminado de los bosques y la tierra.

Para los estudiantes de esta la Upoli, el cuido de la naturaleza es un asunto de supervivencia para todos los que habitamos el planeta.

“Si nosotros no cuidamos nuestra naturaleza estamos poniendo en riesgo nuestra propia vida. Estamos acelerando la destrucción de los bosques, de los ríos y creo que hay que parar todo eso”, dijo el joven Axel Mejía.

Los estudiantes señalaron la importancia de la sensibilización y de la reforestación para luchar contra la degradación ambiental.

“Para mi si sembramos un árbol, si le decimos a la gente que no corte los árboles y no contamine, creo que de esa manera vamos a estar dando nuestro granito de arena por la naturaleza”, expresó Yovana Calero, otra de las estudiantes consultadas.