El día 6 de noviembre se celebró el II Congreso de la Filología Rusa, en la cual el Patriarca de Moscú y toda Rusia Kirill fue reelegido como Presidente de la Sociedad de la lingüística rusa, cargo que ocupa desde marzo de 2016.

En sus palabras de bienvenida, Su Santidad propuso introducir las clases de la cultura rusa como disciplina obligatoria en las escuelas de Rusia, así como enfatizó en la importancia de enseñar historia de la patria chica y la patria grande a todos los niveles en diferentes centros de estudios del país.

Junto a la Embajadora de Nicaragua en Rusia Alba Azucena Torres, a la inauguración de este importante Foro asistieron los diplomáticos de China, países árabes, India, Benín, África del Sur,y otros países. Una vez finalizada la parte oficial del evento, el Rector de la Universidad y la Jefa de la Misión Diplomática nicaragüense quedaron en realizar una reunión en el mes de noviembre, para revisar las posibles oportunidades de afianzar los lazos científicos, educativos y humanitarios entre Nicaragua y el emblemático y prestigioso Templo de Estudios de la capital rusa.

El Rector de la Universidad Estatal Lomonósov de Moscú y Vicepresidente de la Academia de las Ciencias de Rusia, Víctor Sadóvnichiy, en su discurso compartió sus reflexiones sobre la importancia de inculcar el hábito de lectura a las generaciones de hoy, partiendo de que los recientes estudios probaron una vez más que la lectura es el mejor método de lidiar con el estrés. Tratando los temas filológicos, hizo referencias a los pensamientos de Alejandro Humboldt, Da Vinci y Leo Gumilev.

 A continuación, el Patriarca y el Rector entregaron los diplomas a los mejores profesores y maestros, que dan clases en las pequeñas escuelas en las zonas rurales de Rusia.

RURIA1

RURIA1

RURIA1

RURIA1

RURIA1

RURIA1