Con mucha alegría y en compañía de su familia, Nohemí Mejía recibió su nueva vivienda solidaria por parte de las autoridades de la Alcaldía de Managua y la Embajada de China-Taiwán.

Gracias al apoyo de la Alcaldía de Managua y el gobierno de Taiwán, que se han dispuesto a mejorar la calidad de vida de los más necesitados y vulnerables, una nueva familia recibió su casa digna.

Nohemí entre lágrimas expresó que su antigua casa fue destruida por completo por las lluvias. Narra que por años sufrió incertidumbre y temor y un día de mucha lluvia, la misma se derrumbó, quedando ella y sus hijas en la intemperie. Sin embargo, hoy su historia es otra y más satisfactoria.

Al ver la emoción de la protagonista, el Embajador de Taiwán, Jaime Chin Mu Wu, enfatizó que al ver los resultados positivos de un proyecto tan humanista y solidario se sienten satisfechos y comprometidos con el pueblo nicaragüense.

Acá comienza una nueva etapa para la familia de Nohemí, estamos contentos de ver los resultados del trabajo del buen gobierno y la Alcaldía, quienes hacen un bien a las familias humildes”, dijo.

Por su parte, la compañera Reyna Rueda, alcaldesa de Managua, enfatizó que el gobierno ha venido trabajando en función de las familias que depositan su confianza en el modelo de trabajo del Frente Sandinista.

Hoy brindamos seguridad a esta familia, vemos cómo la solidaridad se pone de manifiesto porque los vecinos también se involucraron en este proyecto que cuenta con el apoyo del gobierno de Taiwán, vamos cumpliendo poco a poco los compromisos con el pueblo”, subrayó.