Nicaragua comenzó a dar pasos firmes para realizar en los próximos años cirugías fetales, que permitirán corregir malformaciones congénitas en niños aún no nacidos que están en el vientre de sus madres.

El paso lo dio el Ministerio de Salud (Minsa) a llevar a cabo este viernes el primer congreso nacional sobre este tipo de cirugías con la intervención de médicos ginecobstetras de México y Costa Rica.

Alejandro Chinchilla González médico especialista en medina materno-fetal de Costa Rica quien dijo “para mí es un honor estar en Nicaragua aportando en conjunto con otros colegas” la realización de cirugías en niños no nacidos y en el vientre de sus progenitoras.

CIRUGIA6

Hoy en día tenemos técnicas y tecnologías que podemos utilizar en diferentes formas, métodos mínimamente invasivos y que nos ayuda mucho al pronóstico de los fetos y la disminución de mortalidad infantil”, dijo el galeno.

Las complicaciones prenatales “hoy en día las podemos resolver de una forma muy efectiva y minimizar los riesgos mortales y en Costa Rica estamos abriendo la brecha y ya hemos realizado varios procedimientos que expliqué en el congreso”.

Dijo que los procedimientos de ese tipo de cirugías no hay que verlas como salvar las vidas de los bebés, sino hablar de pronósticos y dependiendo mucho de la intervención que se haga y la patología del problema que tenga el bebé así va a ser la mejoría.

Además, hay que correr riesgos porque pueden darse casos en que se haga la intervención quirúrgica y no se logre salvar y el bebé se muere antes de nacer.

CIRUGIA6

El doctor Rogelio Cruz Martínez especialista en cirugía fetal y que dirige el centro de cirugía fetal en Querétaro, México, por primera vez visita Nicaragua en un evento donde también participaron médicos de los hospitales de los 19 Silais del país.

Este congreso tiene un gran mérito porque es la primera vez que se lleva a cabo en Nicaragua para dar un protagonismo a un paciente que antes no tomábamos en cuenta qué es el feto, este bebé que todavía no ha nacido y es susceptible de tener enfermedades”.

Precisó que hoy en día se ha logrado detectar esas enfermedades en los bebés dentro del vientre de la madre y hacerles frente con muchos tratamientos que incluyen cirugías fetales.

Algunos procedimientos son de mínima invasión y pueden evitar el desenlace de perder estos bebés en el vientre materno o bien perderlos inmediatamente al nacer.

Precisó que estas intervenciones que se hacen a la mamá con anestesia local en el abdomen donde puede entrar una aguja en el vientre materno.

Directamente en el ambiente intrauterino se introducen cámaras de mini endoscopía que van desde uno a tres milímetros de diámetro, “que nos permiten entrar a los órganos fetales, a la boca del bebé, su tráquea, liberar obstrucciones en la laringe, los bronquios, eliminar tumores y algunos problemas cardíacos”.

La ministra de Salud, doctora Carolina Dávila Murillo dijo que dentro de las políticas del buen gobierno se ha venido reduciendo la mortalidad materna que pasó de 92.8 en 2006 a 34 en 2018 y la infantil de 29 en 2006 pasó a 12 en 2018.

Recordó que en marzo pasado se abrió en el hospital Bertha Calderón la clínica materno-fetal, y por lo consiguiente, estamos en un cambio, porque tenemos mujeres con enfermedades con la diabetes y si se embarazan puede tener problemas con el feto. Además, hay enfermedades congénitas en las mujeres",indicó la titular de Salud.

Dijo que Nicaragua espera en los próximos años estar practicando cirugías fetales por lo cual se van a capacitar a varios médicos con esa especialidad.

Confirmó que en el congreso participaron médicos ginecólogos de todo el país con la finalidad de actualizarlos en las atenciones fetales.