Nacionales de Washington escribió su mejor página en las Grandes Ligas de béisbol estadounidense al conquistar de forma sensacional la Serie Mundial ante el favorito Astros de Houston.

El equipo de la capital de Estados Unidos, que debutó con ese nombre en 2005, nunca antes había jugado un Clásico de Otoño, y ahora llevó la disputa al séptimo partido, el cual ganó 6-2 como visitante en el Minute Maid Park.

Los flamantes monarcas se impusieron además 5-4, 12-3 y 7-2 en los pleitos uno, dos y seis, y sus rivales, titulares en 2017, dominaron 4-1, 8-1 y 7-1 los desafíos tres, cuatro y cinco.

Ante 43 mil 326 espectadores, los locales abrieron la pizarra en el segundo episodio por jonrón solitario del cubano Yulieski Gurriel y ampliaron la ventaja en el quinto acto por sencillo remolcador del puertorriqueño Carlos Correa.

Toda esa producción de Astros fue soportada por el abridor de Washington, Max Scherzer, quien abandonó el box después de sacar 15 outs, los mismos con los cuales logró el éxito en el debut de esta porfía.

Sin Scherzer en el montículo, que ocupó el relevista Patrick Corbin, Nacionales fabricó un racimo de tres anotaciones en el séptimo capítulo por cuadrangulares de Anthony Rendón y Howie Kendrick, que remolcó además al dominicano Juan Soto.

La conexión de Rendón, el hombre grande a la ofensiva del sexto encuentro, se produjo ante el abridor Zack Greinke, a cuya cuenta fueron dos carreras, y el batazo de Kendrick lo toleró el rescatista Will Harris, perdedor del duelo.

Soto empujó la cuarta raya de los vencedores en el octavo acto ante el mexicano Roberto Osuna, y Adam Eaton produjo una entrada después las dos últimas, anotadas por el brasileño Yan Gomes y el dominicano Víctor Robles.

El éxito correspondió a Corbin, con tres entradas en blanco, y Daniel Hudson sacó los outs finales a Astros, el último por ponche a Michael Brantley.

Después de esa jugada, la celebración se desató en múltiples lugares de Washington D.C., como pudo constatar Prensa Latina en un bar-restaurante donde se reunieron decenas de seguidores.