Personal de Salud del Sistema Local de Atención Integral en Salud (SILAIS) del departamento de Carazo brindará consultas médicas en sus casas de habitación a unas 450 madres de héroes y mártires a lo largo de la jornada en saludo al 30 de mayo, día nacional de las madres nicaragüenses, destacó el doctor Roberto Vásquez.

El doctor Vásquez del SILAIS de Carazo destacó quela jornada que se realiza como una orientación del gobierno del presidente Daniel Ortega y de la compañera Rosario Murillo destacó que este martes se iban a atender a 18 madres de héroes y mártires en sus casas de habitación, en tanto que en toda Diriamba se espera atender en todo el período a 138 madres.

Manifestó el galeno que la atención se da en visitas casa a casa como parte del nuevo modelo de atención en salud y familia, al tiempo que dijo que señaló que el personal médico y de enfermería del SILAIS, no solo chequearía la salud de las madres de héroes y mártires, sino que también les mandará órdenes de exámenes clínicos si son necesarios, así como medicamentos.

Chequeo de la salud en casa

Al respecto, Juana Sandino señaló “es bueno que le llegue a atender a mi casa, son muy amables, me han atendido bien, todo eso es bueno y me enviarán un andarivel para salir a caminar”.

Por su lado, Nelson Sandino, hijo de Juana Sandino, manifestó que “es una cosa buena lo que ha estado haciendo el gobierno del presidente Daniel Ortega y ningún otro gobierno le ha ayudado al que necesita, ojalá siga así, la gente siempre confía en él y este es un regalo para las madres.

Entre tanto Aura María Narváez, otra madre de héroe y mártir expresó “me parece muy bien y doy gracias a Dios y al gobierno de que se está preocupando por nosotras las madres, que nos está dando medicamentos, comida y otras cosas”.

Mientras tanto Francisca del Carmen Maldonado Munguía, también madre de héroe y mártir y quien tiene 87 años, expresó que trabajó 18 años en la cocina del hospital de Diriamba y agradeció que personal del centro de salud la llegara a chequear porque a ella le cuesta salir.