El Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica informó que el volcán Turrialba, ubicado en el este del país, hizo una erupción de ceniza y el material llegó hasta unos tres kilómetros al oeste del cráter, ante lo que las autoridades se mantienen atentas al desarrollo de su actividad.

Por lo pronto, la Comisión Nacional de Emergencia reiteró que el volcán tiene una alerta verde declarada desde hace tres años, pues se trata de un cono activo.

"Se ha presentado emanación de ceniza por las dos bocas del volcán Turrialba" lo que "puede ser indicación de que el material proviene de más profundidad", indicó el observatorio en un comunicado.

Según el boletín "no hay certeza de lo que pueda suceder. Compañeros del área de vulcanología van camino al sitio" para estudiar la actividad.

"Como parte de las acciones operativas, las autoridades del Parque activaron el Plan de Contingencia y se evacuó a los guardaparques que se mantienen en la zona. Como medida de precaución, se recomendó impedir a las personas ir más allá de la comunidad La Central (en Santa Cruz de Turrialba), y se recuerda que el Parque Nacional está cerrado", agregó el comunicado.

Asimismo, se informó que es factible que Aviación Civil emita una orden para que no realicen sobrevuelos en el área.

Las autoridades recomendaron a las comunidades cercanas que se mantengan vigilantes al comportamiento del coloso durante las próximas horas.

El volcán Turrialba, ubicado en la provincia de Cartago, unos 60 kilómetros al este de la capital San José, se encuentra activo desde hace años y sus erupciones de gases y cenizas han sido frecuentes.

En las cercanías del coloso se pueden apreciar los efectos de esta actividad en la vegetación y en algunas casas que fueron abandonadas por sus propietarios.