A través del Programa Universitario para Privados de Libertad (PUPL), un total de 12 mujeres privadas de libertad del Sistema Penitenciario Nacional, recibieron este jueves su título que las acredita como licenciadas en Agronegocios.

El acto de la III graduación, estuvo presidido por autoridades del Sistema Penitenciario Nacional (SPN) y la Universidad Nacional Agraria (UNA).

El subprefecto Venancio Alanís Ulloa, subdirector general del Sistema Penitenciario Nacional, señaló que la graduación que se realiza en el marco del 40 aniversario del Ministerio de Gobernación, los compromete en seguir trabajando con la UNA, para seguir cosechando más hombres y mujeres graduados, para que el día que obtengan su libertad, salgan con una herramienta para servirle a Nicaragua.

Queda demostrada la voluntad que tienen cada una de estas personas por salir adelante, el esfuerzo de culminar la meta. Estas mujeres son ejemplo para el resto de mujeres que se encuentran detenidas y para la sociedad, demostrando que se puede salir adelante y lograr la meta propuesta”, subrayó.

agronegocios1

El ingeniero Alberto Sediles Sáenz, Rector de la Universidad Nacional Agraria, expresó que el título de las graduadas es fruto del esfuerzo, dedicación y compromiso, una meta en la que pusieron todo su empeño y esfuerzo en medio de condiciones difíciles.

Las graduadas han demostrado que con empeño y dedicación el ser humano es capaz de resurgir de las dificultades y abrirse a nuevas oportunidades en la vida”, dijo.

El rector de la UNA realizó la juramentación de promesa de ley a las graduadas.

La graduada Verónica del Carmen Cruz, dijo sentirse contenta por culminar esta meta y agradecida con el Buen Gobierno y el apoyo de la Universidad Nacional Agraria.

Con mi licenciatura y una vez que obtenga mi libertad, espero ejercer mi carrera. También aprovecho para incentivar a otras mujeres que están privadas de libertad, para que adquieran nuevos conocimientos y se capaciten para servir a la sociedad y ser orgullo de nuestra familia”, agregó.

Hay que destacar la labor del personal docente de la UNA, que impartía las clases a las privadas de libertad en el SPN, durante los 4 años de la carrera.

El PUPL promovido por el Buen Gobierno a través del Ministerio de Gobernación y la Universidad Agraria, es un programa único y pionero en Latinoamérica.