Un anticiclón estacionado en el Mar Caribe nicaragüense y Centroamérica podría ser la causa principal por la que aún no se presenten las primeras lluvias en el país, pese a que oficialmente el invierno se estableció este 18 de mayo.

Salvadora Martínez, Directora del Departamento de Meteorología Sinóptica y Aeronáutica del Ineter, detalló que el sistema es común en estas latitudes tropicales, sin embargo esta vez su estación prolongada puede catalogarse como anómala.

“Es una anomalía en sí que el anticiclón esté fuerte predominando el Mar Caribe y Centroamérica, y no está permitiendo que otros sistemas asociados con bajas presiones, como vaguadas u ondas tropicales, incidan en la generación de lluvias en Nicaragua”, señaló.

La experta explicó que lo natural es que este anticiclón, una vez cumplido su periodo, se vaya debilitando, alejándose de la parte del mar Caribe y Centroamérica hacia el Océanos Atlántico Norte, dando paso a que las presiones bajen y las condiciones se tornen más favorables para la ocurrencia de lluvias, no obstante no se ha dado en estas condiciones normales.

Martínez expuso que precisamente por estas anomalías es que están prevaleciendo altas presiones en Nicaragua, evitando la generación de nubosidad y que se produzcan lluvias sobre el territorio nacional.

“Para las próximas 24 horas va a mantenerse esta condición predominante en gran parte del país, excepto en la parte sureste, sur de la región central y sur del pacífico, donde podemos tener aumento de nubosidad y podrían producirse algunas lluvias ligeras en San Carlos, en Río San Juan, la RAAS, Rivas y Nandaime”, detalló.

La Directora de Meteorología Sinóptica del Ineter explicó que los vientos se han debilitado un poco respecto a días anteriores, y esto ha hecho que el calor sea más sofocante, llegando a temperaturas de 36-38 en la zona occidental y Managua y 31 grados en Jinotega.

La meteoróloga informó que aún no se tiene una condición clara de cuándo se va a retirar el anticiclón marítimo, pero que al hacerse efectiva su retirada será de una forma gradual, dando paso a las primeras lluvias del invierno.