DELEGACIÓN DE NICARAGUA ANTE LA OEA
EN EL DIÁLOGO PROMOVIDO POR EL DEPARTAMENTO DE DESARROLLO SOSTENIBLE SOBRE EL ACCESO A LA ENERGÍA Y LA BRECHA DE GÉNERO
EN LA INDUSTRIA ENERGÉTICA
EL 23 DE OCTUBRE DE 2019

La delegación del Gobierno de Nicaragua agradece y toma nota de las valiosas exposiciones realizadas por las delegaciones y presenta su contribución en el abordaje del tema: “El acceso a la energía y la brecha de género en la industria energética”.

El acceso a la energía, especialmente en los países en vías de desarrollo, sigue constituyendo un verdadero desafío por los grandes recursos que requiere, sin embargo, en Nicaragua hemos logrado un avance significativo en la cobertura eléctrica al pasar del 54% en el año 2006 al 96.8 % en septiembre del 2019, teniendo como meta llegar al 99% en 2021, siendo las mujeres beneficiarias y protagonistas de esta revolución energética.

Las brechas y rezagos sociales que sufren hoy los países de América Latina y el Caribe tienen un impacto negativo en la productividad, la fiscalidad, la sostenibilidad ambiental y la mayor o menor penetración de la sociedad del conocimiento. Dicho de otra manera, la desigualdad es ineficiente, es un obstáculo al crecimiento, al desarrollo y la sostenibilidad, ha señalado la CEPAL en un estudio en el 2018.

Coincidimos con este organismo en que como región necesitamos trabajar de manera decidida por un gran impulso ambiental como eje estratégico de la política industrial y tecnológica, la creación de bienes y servicios públicos, la transición hacia territorios y ciudades menos segregadas, el avance hacia la economía digital y el cambio en la matriz energética, en la que Nicaragua ha obtenido importantes logros.

Como país, somos apenas responsables por el 0.03% de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel global no obstante lo anterior  hemos pasado del 26% al 62% en materia de energía renovable y todo ello ha sido posible gracias a la voluntad política del Presidente de la República Comandante Daniel Ortega y la Vicepresidenta de la República Rosario Murillo, quienes en el término de 10 años han hecho una fuerte inversión pública que ha contado con el apoyo de países amigos de Nicaragua, y organismos financieros internacionales como el Banco Mundial, el BID, el Banco Centroamericano de Integración Económica, FMI, la FAO, la CEPAL, entre otros.

Es evidente que como región enfrentamos el reto de la desigualdad en el acceso a la energía lo que impacta a los grupos más vulnerables en cada uno de nuestros países en particular a las mujeres que se ven enfrentadas a la segregación económica y por ende energética.

La plena incorporación de las mujeres al acceso energético sin duda traerá mayores beneficios económicos y sociales para el conjunto de la sociedad en la región, de cara a reducir la pobreza, en particular la extrema pobreza y favorecerá una mayor inclusión social de todos los sectores productivos de nuestros países, a partir del uso de la energía como pieza clave del empoderamiento económico. En nuestro país los logros en ese sentido son evidentes con el acceso a la energía a [email protected] nicaragüenses y los enormes beneficios que ha traído a [email protected], en especial a las mujeres en el desarrollo de sus tareas cotidianas, en la salud y en la educación.

El uso de energías renovables como fuente de generación de energía requiere de voluntad política, un manejo responsable de los recursos y de suficiente presupuesto que contribuya a asegurar un uso eficiente que permita hacerle frente a problemas tales como la prevención y mitigación de los efectos del cambio climático y por ende la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

En Nicaragua, contamos con el Ministerio de Energía y Minas que tiene la función de normar, proponer y evaluar la política del sector energético del País, entre otros, y ejercer el rol concedente a nombre del Estado para el desarrollo sostenible de las actividades eléctricas y las relacionadas con la promoción y desarrollo de los recursos renovables.

Como nación estamos empeñados en continuar transformando la matriz de generación de energía eléctrica, desde petróleo hacia energías renovables, con el objetivo de fortalecer la seguridad del suministro, disminuyendo la dependencia del petróleo y reduciendo a la vez la emisión de gases de efecto invernadero, lo que viene a generar el estímulo de la economía, la promoción de inversiones, la creación de nuevas fuentes de empleo en los que estén empoderadas las mujeres partiendo de su independencia económica.

El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de Nicaragua impulsa un modelo de desarrollo igualitario y amplía cada vez más el derecho y acceso de la población nicaragüense a la salud, educación, agua potable, saneamiento, infraestructura vial, comunicaciones y energía, lo que repercute en una mejor calidad de vida para [email protected]

Señora Presidenta, el accionar de nuestras políticas públicas debe estar dirigido a reducir y eliminar las brechas sociales aplicando un enfoque de género, para que hombres y mujeres ya no interactúen de forma diferenciada en el acceso, uso y control de las tecnologías energéticas existentes, sí no más bien lo hagan en condiciones de igualdad.

Esta realidad demanda de nuestros gobiernos para los que aún no la tienen, la creación de políticas públicas encaminadas a la reducción de las brechas tecnológicas, a través de acciones afirmativas con equidad de género y acceso a la energía a través de proyectos, programas de impacto social, planificación y presupuestos que aseguren el cumplimiento de los derechos de las mujeres.

Tal como ONU-Mujeres plantea, se trata de transformar las relaciones desiguales de género, promover que las relaciones de poder, toma de decisiones, acceso y control de los recursos se den de forma equitativa y que contribuyan a fomentar el empoderamiento de las mujeres, en todas sus expresiones.

En el marco del intercambio de experiencias y buenas prácticas contamos en la zona norte de Nicaragua con un importante grupo denominado Mujeres Solares de Totogalpa, quienes fabrican y capacitan en el uso de tecnologías en energías renovables, y han compartido su experiencia con la Universidad Nacional de Ingeniería de Managua y prestigiosas universidades de Estados Unidos como la “Cornell University”, lo que ha contribuido al desarrollo e intercambio sobre energía solar y eco fogones en comunidades rurales de Nicaragua durante los últimos 8 años.

Asimismo, en la Zona Oriente de Nicaragua el Proyecto FUPROSOMUNIC –Fundación Proyecto Solar para Mujeres Nicaragüenses- contribuye de forma activa en el mejoramiento de la calidad de vida de las mujeres y sus familias, así como en la preservación del medioambiente a través del uso de la energía solar, este proyecto fomenta la utilización de cocinas solares, cocinas mejoradas de leña como complemento, implementación del método SODIS para purificar agua por el cual recibieron un premio a la innovación en 2018, deshidratadores solares y electrificación de viviendas familiares con módulos solares.

Hoy, que hemos alcanzado el 96.8% de cobertura eléctrica, y 6O% de generación y consumo de electricidad con fuentes renovables, promovemos la reducción del uso de leña para cocción, que evitará el aumento de la deforestación de nuestros bosques y reducirá enfermedades respiratorias, oculares y dermatológicas para nuestra población en situación de vulnerabilidad, particularmente las mujeres.

Igualmente, el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de Nicaragua, promueve la Eficiencia Energética y la Generación Distribuida para Autoconsumo, con la aprobación de Leyes y Normativas que contribuyen al desarrollo sustentable del País y de las familias nicaragüenses.

Consideramos que ha llegado la hora de abordar con proyección de futuro para el desarrollo de nuestros países, la creación y la revisión continua de las políticas existentes que contemplen un enfoque de género a nivel legislativo, institucional y en los proyectos energéticos que permitan el empoderamiento e integración plena de las mujeres al campo de la energía y dé respuesta a las necesidades, particularidades e intereses de la población femenina.

 

Muchas Gracias Señora Presidenta.