El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, aprobó una reforma a la Ley de Estabilidad Energética, que será enviada a la Asamblea Nacional, para mantener el subsidio a los consumidores de menos de 150 kw de energía eléctrica, anunció la Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

“Hoy tenemos buenas noticias para las familias, nuestro Presidente después de intensas sesiones de trabajo con el Gabinete de Energía, ha aprobado para enviar a la Asamblea Nacional el día de mañana, la reforma a la Ley de Estabilidad Energética”, dijo Rosario a través de los medios del Poder de las Familias y Comunidades.

“Después de muchos estudios, muchos análisis, grandes esfuerzos, nuestro Presidente aprobó y enviará mañana para ratificación en la Asamblea Nacional, mantener el subsidio de los consumidores por debajo de 150 KW”, explicó Rosario, agregando que en esa categoría se encuentran el 86% de los consumidores, es decir más de 800 mil familias nicaragüenses que son usuarios domiciliares.

“Entonces estas 800 mil familias van a ser protegidas por nuestro Presidente, protegidas por su gobierno, protegidas con esta reforma a la Ley de Estabilidad Energética. Son muy buenas noticias para cada hogar”, reiteró Rosario.

La Compañera también destacó que en la reforma a la ley se contempla la exigencia a la empresa distribuidora “para que haga las inversiones necesarias de manera que se mejore y se amplíe a más familias nicaragüenses el servicio de energía”.

Rosario explicó que a través de la reforma se le exige a las empresas distribuidoras “mejorar sus redes, invertir de manera que se pueda ampliar el servicio a más familias con servicio domiciliar y que se mejore, que se estabilice el servicio”.

“Son buenas nuevas, gracias a Dios, gracias a la Virgen, buenas nuevas para las madres de familia en este Mes de las Madres, y del trabajo una vez más de nuestro Presidente, que al frente de su Gabinete, en este caso el Gabinete de Energía, recoge las preocupaciones, los sentimientos de las familias nicaragüenses, para convertir cada una de esas preocupaciones en decisiones que representan soluciones para los hogares, tranquilidad para los hogares, para las madres, para los muchachos y muchachas que estudian, para las familias en general”, valoró la Compañera.