La agencia espacial estadounidense está financiando un proyecto para crear un prototipo de una impresora 3D capaz de crear alimentos.

El ingeniero mecánico Anjan Contractor ha recibido un aporte de 125.000 dólares de la NASA para automatizar su idea, que sería una solución para proporcionar alimentos para los astronautas en viajes espaciales de larga distancia, aunque su creador tiene como objetivo principal acabar con la escasez mundial de comida, según explica el sitio The Verge.

El software de la impresora será abierto y el hardware está basado en el código fuente libre de la impresora 3D RepRap Mendel. El proyecto abordará la creciente insuficiencia de alimentos en todo el mundo mediante la reducción de los residuos.

La impresora utiliza cartuchos en polvo reemplazables para hacer la comida. Por medio de la combinación de esos cartuchos se podría obtener una amplia gama de alimentos. Los cartuchos tendrán una vida útil de 30 años, más de lo suficiente para permitir los viajes espaciales de larga distancia.

Tras probar la efectividad de su sistema con la impresión de un chocolate, Contractor comenzará su proyecto en las próximas semanas con el objetivo de imprimir una pizza. La impresora creará una primera camada de pasta y después, con una mezcla de tomate en polvo, agua y aceite, imprimirá la salsa, que será "una camada de proteína".