La compañía finlandesa Jolla presentó hoy en Helsinki el primer "smartphone" (teléfono inteligente) basado en el nuevo sistema operativo Sailfish, con el que esta empresa fundada por exempleados de Nokia busca hacerse un hueco en el complejo mercado de la telefonía móvil.

El nuevo terminal cuenta con una pantalla táctil de 4,5 pulgadas sin botones frontales, conectividad LTE de cuarta generación, procesador de doble núcleo y una cámara de 8 megapíxeles.

Además, dispone de 16 GB de memoria interna, ranura para tarjeta de memoria microSD y una carcasa trasera intercambiable que define de forma automática el color y el diseño de la interfaz del terminal.