Microsoft está listo para hacer «ruido» con la presentación de su nueva generación de consolas de videojuegos, la Xbox. Esta actualización llega ocho años después de su última versión y busca una mayor participación del mercado. La consola se enfrenta así a un mercado que está por ver la PlayStation 4 de Sony y que aún no le coge gusto a la Wii U de Nintendo, pero también a un cambio de tendencia con la llegada de los «smartphones» y la popularización de las redes sociales como Facebook.

«Los jugadores principales están hambrientos de una nueva máquina, pero la diferencia entre 2005 y ahora es que los riesgos son mucho más altos», dijo Ryan McCaffrey, director ejecutivo de entretenimiento de sitio IGN.com a Reuters.

Los expertos de esta industria señalan que están a la espera de mejoras sobre la Xbox ya conocida que será presentada este martes en el Campus Xbox de Redmond (Washington). La presentación se podrá seguir por xbox.com a las 19.00 (hora española). Por ahora se cree que esta consola va a tener una mayor integración con la TV e incluso con dispositivos móviles para acceder a contenidos exclusivos.

«Este martes marcaremos el comienzo de una nueva generación de juegos, TV y entretenimiento», así comenzaba el mensaje de Microsoft al publicar la fecha de presentación de la Xbox. Aunque lo más probable es que sólo sea una tentempié de la consola ya que han anunciado que ese día compartirán «la visión para la Xbox» y darán «un real bocado del futuro». El resto se revelerá el al E3 de Los Ángeles y los días previos.

Aaron Greenberg, jefe del equipo de Entretenimiento Interactivo de Microsoft señaló en un podcast de Major Nelson. que van a hacer dos eventos. «Vamos a empezar el 21 revelando la próxima plataforma Xbox, nuestra visión para el futuro de los juegos, el futuro del entretenimiento. Tenemos muchas sorpresas planeadas. Todo el mundo sabe que el equipo de «Infinity Ward» está trabajando duro en la premiere de «Call of Duty: Ghosts», así que vamos a ver qué aspecto tiene por vez primera. La gente va a disfrutar de una completa presentación sobre el diseño de la nueva plataforma y el equipo responsable de su diseño», informan medios especializados. El E3 se reservará a presentar los juegos que están ya diseñados para esta plataforma.

Según los datos filtrados, esta consola tendrá reproductor de Blu-Ray, 8GB de memoria RAM, un procesador de ocho núcleos a 1.6Ghz y «al menos» 50 GB de memoria en el disco duro. También tendría puerto de conexión HDMI para la TV, puerto USB 3,0, WiFi y controles inalámbricos. Los sensores Kinect serán actualizados y se mejorarán los comandos de voz y sensibilidad de gestos.

Hasta ahora se decía que iba a ser una consola que estaría «siempre» conectada a internet pero en los últimos días se ha conocido un mail interno a desarrolladores en el que apuntan que esto no será del todo cierto y que sólo algunos juegos o funciones podrían necesitar conexión. El «streaming» de vídeo es otra característica que también le dejaría entrar a otro mercado, el de la TV. Hay algunos reportes que señalan que la Xbox será capaz de integrar con contenido de proveedor de cable simplemente con conectar la consola.

Esta consola tendría un sistema operativo que se asemejaría al Windows 8, aunque la actual Xbox 360 ya tiene un software similar. Hasta el momento no se conoce el nombre oficial que llevará el dispositivo aunque su denominación interna es Durango. Los nombres Xbox Infinity o Xbox 720 son algunos de los que se han comentados pero ninguno con mucho éxito.

Mercado de las consolas

Reuters apunta que el mercado de las consolas ha experimentado un declive en los último cuatro años, en principio por el envejecimiento de los dispositivos (hay que recordar que Microsoft no ha sacado uno en ocho años). Sin embargo también hay otro factor, que las consolas de nueva generación no han «encendido» el sector. Por ejemplo la Nintendo Wii U de noviembre a marzo solo ha vendido un poco más de tres millones de unidades.

«La próxima cresta de la ola no será tan alta como la anterior», ha apuntado a Reuters Lewis Ward, gerente de investigación de International Data Corp. Ward señala que entre 2005 y 2012 se vendieron más de 250 millones de unidades de Xbox360, PlayStation 3 y Nintendo Wii. «Yo creo que las consolas como una categoría de productos han alcanzado su punto máximo y los dispositivos de siguiente generación no coincidirá con esos totales», ha explicado.