Para noviembre del presente año, 46 mil educadores de todo el país habrán culminado el diplomado sobre “Mejoramiento de la Calidad Educativa”, lo que de acuerdo a los objetivos del Gobierno del presidente Daniel Ortega y de la compañera Rosario Murillo, orientará la educación nacional hacia el rescate, fortalecimiento y la formación de valores en la familia, en la comunidad educativa y en la comunidad a nivel general.

Al diplomado, que se encuentra en marcha impulsado por los ministerios de la Familia y de Educación, asistieron más de 200 docentes en su tercer encuentro en el que recibieron la conferencia denominada “Política de la primera infancia”, que tiene su inicio con el programa emblemático gubernamental de “Amor para los más Chiquitos”.

La ministra de la Familia, Marcia Ramírez, destacó que los educadores son una pieza esencial en la restitución de derechos para los más menores de edad y agregó que la idea es motivarlos y enamorarlos del tema que ya conocen pero que se les está refrescando por la importancia que tiene para las primeras etapas en la vida de los infantes.

Gran diferencia en resultados educativos y en valores

Recordó que la aplicación de programas como éste, marca una gran diferencia en los resultados que se obtienen en los niños después de recorrer todo su proceso educativo, en el cual además se deja sentado el progreso de la responsabilidad compartida, donde los educadores y la familia tienen un rol esencial, así como las instituciones del Estado.

Aseguró la compañera Ramírez que “estamos trabajando en todos los ámbitos de nuestras políticas sociales, de nuestro enfoque de nuestro modelo de persona, familia y comunidad y con la estrategia de vivir bien, vivir sano, y vivir”.

Todas estas políticas, señala la ministra, “son un arma esencial de lucha contra la pobreza, porque estamos hablando de que todo lo que hagamos tiene que ver con valores, que es la orientación que tenemos de parte del Comandante Daniel Ortega y de la compañera Rosario Murillo”.

Trabajo a nivel de neurociencia

Destacó que en esta política de la primera infancia se comparten todos los enfoques de la neurociencia, "de todo lo que ocurre en esta etapa, de cómo se conectan las hormonas en el cerebro y cómo un niño atendido y querido es un niño seguro y tranquilo”.

Por su lado, la profesora Reina Isabel Jara destacó que el curso sensibiliza a los docentes para que cambien los paradigmas que han utilizado hasta ahora en el aula de clase para que forme valores y que haya un mejoramiento en la calidad educativa de todo el país.

La también educadora Shorly Lampson, de Corn Island, destacó que es importante el diplomado porque fortalece el trabajo del maestro y el desempleo de ellos con sus alumnos, de tal manera que así se van viendo los cambios que se pueden dar en resultado educativo con los jóvenes de su municipio y del país.