La Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (Amcham) aplaudió el anuncio del Presidente de la República, Daniel Ortega, de que ya se están dando pasos firmes para la construcción del Canal Interoceánico por Nicaragua.

Tanto el Presidente de Amcham, Diego Vargas Montealegre, como su vicepresidente, Roberto Sansón Caldera, señalaron que para esta organización empresarial el Canal es una oportunidad histórica que de materializarse vendrá a transformar la economía nicaragüense.

“Definitivamente un proyecto de esa índole para Nicaragua es un escalón clave, interesantísimo” para el desarrollo, indicó Vargas, quien aseguró que a Amcham le “complace saber que algo de esa envergadura está gestándose” en el país.

El presidente de Amcham recordó que Nicaragua “siempre fue una mejor opción que Panamá” para la construcción de la vía interoceánica, pero que esto no se logró concretar debido a cuestiones políticas.

Sin embargo, ahora que existe una voluntad y las condiciones para llevarlo a cabo, surge, según dijo, la gran oportunidad que tiene Nicaragua para salir de una vez por todas de la pobreza.

Crecimiento económico e inversiones sostenidas

El Vicepresidente de esta organización empresarial, Roberto Sansón Caldera, destacó que el Canal efectivamente dará un gran empuje económico gracias a los diferentes proyectos que conlleva.

“Creo que son excelentes noticias para toda Nicaragua. Creo que es un momento de regocijo para el país porque es una oportunidad de desarrollo, de creación de empleos, de creación de oportunidades económicas muy, muy buenas”, aseguró.

Tanto Vargas Montealegre como Sansón Caldera, destacaron la voluntad del comandante Daniel de integrar a todos en este proyecto, y recordaron que en semanas pasadas ellos como empresarios fueron testigos en Costa Rica de cómo el mandatario nicaragüense expuso al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, la importancia de que inversionistas estadounidenses puedan participar en este megaproyecto.

“Creo que el mensaje del presidente y también la invitación del presidente a que inversionistas de otras partes del mundo, de otros países, se unan a esa iniciativa, realmente sólo trae buenas noticias y presagia un desarrollo económico para Nicaragua sostenido a través de muchos años en el futuro”, subrayó Sansón.

En este sentido, calificó a este megaproyecto como una oportunidad histórica económica, ya que impulsará industrias de logística, industrias de transporte, áreas comerciales, puertos, bodegas, y todo un sinnúmero de nuevas oportunidades de inversión.

Una oportunidad también para EEUU

Si bien será una empresa China la encargada de abrir la nueva ruta interoceánica, esto también significa una oportunidad para Estados Unidos, aseguraron los máximos directivos de Amcham.

“Todas estas oportunidades son para cualquier país del mundo y principalmente para Estados Unidos que es nuestro principal socio comercial (…) es una oportunidad muy buena para reforzar sus lazos con Nicaragua y apoyar el desarrollo económico que hemos tenido en los últimos años”, indicó Sansón.

Amcham recordó que el Canal por Nicaragua será de mayor envergadura que el Canal de Panamá, permitiendo el paso de barcos de más calaje que los que transitan actualmente por la vía panameña, lo cual es una necesidad de primer orden para el comercio mundial.

Daniel, un presidente integracionista

El presidente de Amcham señaló que en la reunión que los presidentes centroamericanos con Obama, el presidente Daniel Ortega se destacó por su discurso integracionista.

“El presidente Ortega llevó el discurso integracionista mayor a la Cumbre que se realizó en Costa Rica (…) Eso fue visto positivamente. Cada uno de los presidentes del resto de Centroamérica quisieron halar más agua para su molino. El hecho de estar invitando directamente a través del presidente Obama a inversionistas (de Estados Unidos a participar en el Canal) pone la forma correcta de hacer ese primer llamado”, indicó.

Es caro ser pobre

Para Vargas Montealegre es importante que el gobierno y el sector privado trabajen unidos en el desarrollo económico de Nicaragua.

“El gobierno es un articulador importante para que todo el país camine, funcione (y) el sector privado va a ser ese motor de impulso, y necesitamos coordinarnos en esto para que enfoquemos hacia la dirección correcta a Nicaragua”, indicó.

En este sentido, dijo que si bien el ritmo de crecimiento económico de los últimos años -de alrededor del 4 o 5 por ciento-, es algo positivo, Nicaragua necesita crecer aún más.

“Tenemos pobreza, tenemos falta de educación, tenemos necesidad de inversión en Nicaragua, tenemos costos muy altos. Nos dimos cuenta que en trasporte nosotros pagamos 3 veces lo que paga una compañía norteamericana. Es caro ser pobre, y necesitamos eficientar todo para lograr poner a Nicaragua competitiva a nivel mundial”, aseguró.