Pobladores del barrio Rubén Darío en el Distrito Uno sumaron esfuerzos con los brigadistas del Ministerio de Salud para realizar una nueva jornada de fumigación que ayude a eliminar la fase adulta de los zancudos que transmiten el dengue, el chikungunya y el zika.

En esta ocasión en este barrio se fumigaron 300 viviendas en el transcurso de la mañana. En cada barrio se realiza cada 15 días las jornadas de fumigación.

A muy tempranas horas del día se realizó esta dura batalla contra los mosquitos, mientras los brigadistas fumigaban las viviendas, los pobladores se daban a la tarea de eliminar todo objeto que pueda convertirse en un criadero de zancudos.

fumigar

“Estamos en una nueva jornada de fumigación casa a casa con el objetivo de eliminar los zancudos que andan circulando y que transmiten el dengue, el zika y el chikungunya. Recuerden que estas enfermedades son drásticas en los niños, adultos mayores y embarazadas”, indicó la doctora Dilvia Flores del Centro de Salud Roberto Herrera.

Recomendó a los pobladores a eliminar los criaderos que permiten la reproducción de las larvas de zancudos que durante un periodo de siete días se convierten en mosquitos adultos.

“Lo más fundamental es limpiar, echar cloro en el piso, en las paredes, eliminar los criaderos y eso se hace en los hogares. Agradecemos que los brigadistas vengan a fumigar y por eso es importante que nosotros le abramos la puerta para que nos ayuden a eliminar los zancudos”, dijo la pobladora Elba Ruiz.